Ambiente

¿Cuál es el perjuicio real de las bolsas de plástico?

Se tiran 8 mil millones de toneladas de plástico anualmente, las cuales van hacia los ríos, lagos y mares;

Se han  constituido como un miembro de nuestra cotidianidad, sin embargo constituyen una gran amenaza a la salud del planeta. Se trata de las bolsas de plástico ¿Por qué deberíamos decirles adiós?

Cada bolsa  emite unos cuatro gramos de CO2 en su fabricación, ahora bien, anualmente circulan mundialmente entre  500 mil millones y un billón de estos objetos  y su descomposición tarda unos cien años.

MÁS RUMBOS: Adiós al langostino en verano

Asesinas de la biodiversidad                  

Cien mil mamíferos marinos y un millón de aves mueren anualmente por los deshechos plásticos  que se hallan desperdigados en el mar  al quedar atrapados entre estos desperdicios,  según la organización Océano Azul para la Conservación del Mar.

Las tortugas marinas confunden las bolsas de plástico con las medusas, las cuales son su principal comida.

Asimismo, la salud humana también se ve perjudicada ya que los grandes peces comen pequeñas criaturas cargadas de plástico que se integran a la cadena alimentaria y al final las personas consumen animales que han comido formas de plástico no biodegradable que se fabrica  partir de un recurso no renovable: el petróleo.

De la cantidad de petróleo que se extrae en todo el mundo, el 5 por ciento se utiliza para la industria del plástico.

El continente de basura plástica

Las consecuencias de  la falta de responsabilidad ecológica entre los fabricantes y ciudadanos han conllevado a un desastre ambiental que se mantiene vigente hasta nuestros días. Se trata del Parche de Basura del Pacífico Norte, una masa de basura flotante que está agrupada en el Giro Central del Pacífico Norte (entre Hawái, California y Alaska).

Algunas fuentes indican una superficie aproximada de 700 000 kilómetros cuadrados; su tamaño se ha comparado con el estado de Texas (696 241 kilómetros cuadrados). En 1997 se estimaba que tan sólo la cubierta pesaba 3 millones de toneladas de puro desecho plástico.

La utopía de las bolsas biodegradables

Las bolsas biodegradables no son una solución a largo plazo ya que su producción necesita grandes cantidades de energía, tardan años (y no meses) en biodegradarse correctamente y cuando lo hacen, producen dióxido de carbono (CO2).

Más datos plásticos

Se tiran 8 mil millones de toneladas de plástico anualmente, las cuales van hacia los ríos, lagos y mares; todas juntas representan el 10 % de los desechos de las costas. Hasta se han llegado a encontrar estos elementos en el círculo Ártico.

Algo más: al degradarse se convierten en pequeños petropolímeros sumamente tóxicos. Estas partículas entran a la cadena alimenticia con consecuencias negativas.