Ambiente

Quebrada en Amazonas se convierte en un tiradero de basura

Quebrada en Chachapoyas convertida en un basural. Residuos contaminan el río Sonche . Foto: Conservamos por Naturaleza

A vista y paciencia de las autoridades, quebrada en Chachapoyas es una zona informal de arrojo de la basura de la ciudad. El colectivo Conservamos por Naturaleza realizó la denuncia a través de sus redes sociales. 

Indignante. La “Catarata de la vergüenza”, es como se le conoce en el lugar y se trata de es un largo rastro de basura y residuos sólidos que a diario se desliza sobre la extensa inclinación que desemboca  en la ribera del río Sonche, contaminando el agua y arruinando el paisaje pues el lugar se encuentra muy cercano a otro de los atractivos turísticos en Chachapoyas: El Cañon del Sonche.

MÁS RUMBOS: Alerta: Colibríes enfrentan riesgo de extinción en América

 

 

La denuncia sobre lo que viene sucediendo en el segundo punto turístico más importante que tiene el país, la hizo recientemente Bruno Monteferri, director de Conservamos por Naturaleza, una iniciativa civil y conservacionista,  emparentada con la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental.

Monteferri utilizó su cuenta de facebook señaló:  “en Amazonas, a dos horas de Chachapoyas hacia Rodríguez de Mendoza, en el mismo departamento que se viene promoviendo como destino alternativo a Cusco y donde se han invertido millones en un teleférico, que está realmente increíble, aun no hay un relleno sanitario que prevenga que toda la basura que se generará con el aumento del turismo termine en los ríos”.

En este comunicado detalló además que es la propia Municipalidad de Chachapoyas quien incurre en esta practica, arrojando con sus camiones la basura al acantilado y contribuyendo a la contaminación de los ríos.

Esta desagradable practica sin duda da una estocada a toda lo que se ha venido avanzando en esta región, donde sin lugar a dudas el proyecto de tener una imagen de un país de grandes atractivos  naturales se contradice con la desidia y la mala gestión de las autoridades, que no suman, que no quieren sumar.

En el 2009 se discutió la construcción de cuatro rellenos sanitarios en las localidades de Chachapoyas, Mariscal Castilla, Magdalena y Luya. Y en ese entonces se lanzó la cifra de que en Chachapoyas se generan más de 14 toneladas de basura al día, las cuales van a parar a esta quebrada a las afueras de la ciudad, camino a la provincia de Rodríguez de Mendoza. Cifras que hoy en día se incrementan debido al aumento del flujo turístico. Hasta el momento el único relleno sanitario con el que cuenta Amazonas se ubica en Bagua y fue inaugurado el año pasado.

Desde este espacio, exigimos que este botadero sea clausurado lo más pronto posible, que esa “Catarata de la Vergüenza” no exista más en el futuro y que de una vez por todas los ciudadanos comencemos a ser vigilantes y conscientes  de que esto nos hace mucho daño en todos los terrenos:  en la imagen que proyectamos como país, en nuestra salud pública y en el grave daño que le ocasionamos al planeta.

Es un deber de las autoridades asumir la responsabilidad de solucionar este problema de contaminación medioambiental que transgrede la norma del artículo 306 del código penal, referido a delitos medioambientales. Y claramente este es un delito muy grave  que se podría solucionar  incorporando un relleno sanitario en esta zona.

 

Pero desde aquí hacemos votos para que este ruido llegue a la ministra del Ambiente, Elza Galarza, así como también al ministro de Salud, Fernando D’Alessio y al ministro de Turismo, Eduardo Ferreyros y que agilicen el proyecto del relleno sanitario en Chachapoyas. Es urgente poner manos a la obra.

 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *