Ambiente

Estiman que embarcación de metales en Puerto San Martín es una amenaza para la Bahía de Paracas

La Asociación Mundo Azul llama la atención sobre la construcción de un puerto industrial con embarque de concentrados de metal y la amenaza que supone para el segundo lugar más turístico del país. 

Según la Modificación del Estudio de Impacto Ambiental las empresas concesionarias del Puerto San Martin planifican embarcar 1 millón de toneladas de concentrados de metal por año… “Según ellos sin problema y sin contaminación alguna”…señala un comunicado  de la asociación ambientalista Mundo Azul.

Según detallan durante las audiencias públicas la gerencia del puerto proclamó que “solo” se transportaría oro, plata, cobre y zinc. Sin embargo para Stefan Austermühle, director de la asociación , estos anuncios solo quieren sorprender a la opinión pública:  “este tipo de anuncios son nada más que intentos de confundir al público. Quien conoce de minería sabe que el Perú tiene vetas polimetálicos, por lo cual sus concentrados siempre contienen en parte metales tóxicos.”

MÁS RUMBOS: 

Congreso de la República aprueba ley de regulación del plástico en el Perú

Según refiere, Mundo Azul, el Estudio de Impacto Ambiental refiere que el primer año de transporte de estos concentrados iniciará con “solo” 600,000 toneladas dentro de los cuales se incluyen: 678 kilos de mercurio por año, 512 toneladas de cadmio por año, 1568 toneladas de plomo por año, y 264 toneladas de arsénico por año.

Amenaza toxica  en la bahía

Mundo Azul alertó que el puerto quiere hacer creer que su futuro almacén de minerales es “herméticamente cerrado”.  Sin embargo el Estudio de Impacto Ambiental menciona en detalle que se planifica secar el lodo de lavado (básicamente consiste de polvos de metal) al aire y transportarlo con cargador frontal, siendo expuesto al viento.

Pero el comunicado llama la atención sobre este aspecto:  En el se señala que  un análisis técnico del diseño del almacén descubrió varias fugas de polvo que causarán que poco a poco, la Bahía de Paracas y, con esto sus conchas y peces, sean contaminados con metales pesados.

Organizaciones como ADESOSPA – ASAVIPP – AFPADES –  y Mundo Azul respaldan el comunicado y aclaran que para toda la comunidad de pobladores, Paracas es turismo. “La construcción de un puerto industrial con embarque de concentrados de metal es una amenaza inaceptable para este segundo más importante destino turístico del país poniendo en peligro más de 5000 empleos. La inevitable contaminación de la Reserva Nacional de Paracas a largo plazo con metales tóxicos es un crimen ambiental que amenaza la biodiversidad del área protegida más antigua del país”.

 

 

 

 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *