Ambiente

Pampa Galeras, la fuerza de la conservación

Pampa Galeras, cinco décadas dedicadas a la preservación de la vicuña. Foto: Sernanp

La altiva vicuña ha sobrevivido a la caza furtiva que la puso al borde de la extinción en el pasado. Hoy, luego de cinco décadas, y de esfuerzos comunitarios, este camélido sudamericano puede seguir oteando libremente el paisaje de la frías estepas andinas. 

Estuvieron a punto de desaparecer de la faz de la tierra. Sólo basta con escuchar los testimonios de quienes sobrevivieron al infierno terrorista que se despachó sobre la reserva de Pampa Galeras a inicios de 1990. En ese entonces la cifra era preocupante: en nuestro país quedaban menos de 50 mil vicuñas.  ¿Qué pasaría con la esquiva y señorial amiga?

En la década del 90 la población de vicuñas se vio seriamente diezmada. Foto: Sernanp

MÁS RUMBOS: Áreas de Conservación Privadas se incrementan en el país

Pero el tiempo pasó, y con un contraataque que ejecutó el Ejército peruano, la población de esta especie comenzó a resurgir. Paralelo a este cambio, Pampas Galeras recibiría como nombre: Bárbara d’Achille, en honor a la conservacionista ambiental y de fauna que fue asesinada por Sendero Luminoso.

Con una ceremonia en el Congreso de la República, se celebró hoy por adelantado el 50 aniversario de creación de la Reserva Nacional Pampa Galeras Bárbara D´Achille (RNPGBA), área natural protegida administrada y conservada por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado y la comunidad de Lucanas.

Una merecida celebración a los esfuerzos de los comuneros que se han convertido en el principal actor que realiza el aprovechamiento de la vicuña en dicho ecosistema, con el fin de rescatar las tradiciones de los pueblos altoandinos y promover el turismo vivencial.

El vellón de vicuña tiene como principal comprador al país de Italia. El valor de esta fibra asciende a 450 dólares por kilo. Foto: Sernanp

Precisamente con la celebración anual del Chaccu Nacional de Vicuñas es que se ha logrado atraer la participación de turistas. En el arreo tradicional y esquila de este camélido sudamericano, se aprovecha el entusiasmo de los visitantes y se recogen grandes cantidades de vellón, pues esta es una fibra altamente cotizada en el mercado internacional: según el Sernanp su valor asciende a 450 dólares por kilo. Por tanto, este aprovechamiento sostenible ha logrado que Lucanas tenga un ingreso aproximado de 100 mil dólares anuales. No hay duda que en la sierra de Ayacucho se encuentra el verdadero tesoro del Perú.

Datos:

La Reserva Nacional Pampa Galeras Bárbara D´Achille es la tercera área natural protegida del Perú declarada así en 1967 y este 18 de mayo está de aniversario.

La población de vicuñas en la RNPGBA es de más de 4600 individuos, según el censo de 2016. La Comunidad Campesina de Lucanas viene aprovechando de manera sostenible esta población.

De una vicuña, en promedio, se puede esquilar hasta 200 gramos de fibra.

Chaccu de vicuñas. Una estrategia andina para capturar a estos esquivos animales sin vulnerarlos. Foto: Sernanp

En rumbo:

-El 24 de junio es el día central del Chaccu Nacional de Vicuñas en Lucanas, Ayacucho.

-Para participar en esta festividad, se puede llamar a los responsables de la Reserva Nacional Pampa Galeras.

-Llegar de Lima a Pampa Galeras toma cerca de 8 horas y de este punto a Lucanas, 40 minutos. Hay conexiones vehiculares desde Nasca para llegar a la reserva o a Lucanas. Es recomendable ir días antes al chaccu para aclimatarse y asistir a los festejos previos. Participar del arreo requiere resistencia, pero es una experiencia impagable.

Consigue disfrutar de esta experiencia con Rumbos Viajes 

Acerca del autor

Wendy Rojas

Fotógrafa y viajera.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *