Ambiente

“Forever Wild” y la lucha contra el tráfico de fauna silvestre que encabeza Jane Godall

La organización creada por Jane Goodall ha lanzado un llamado para proteger a los primates y otras especies amenazadas

El tráfico ilegal de grandes simios y otros primates está empujando a las especies más amenazadas del planeta al borde de la extinción. Este tipo de comercio ilegal está causando un inmenso sufrimiento a muchas especies que son sacrificadas para ser vendidas en el mercado negro o bien son despojadas de su hábitat y puestas en cautividad en unas condiciones deplorables.

Las especies en peligro de extinción están protegidas por la legislación internacional, pero ello no evita que cada año miles de animales sean capturados ilegalmente para comerciar con partes de su cuerpo en el mercado negro.

MÁS RUMBOS:

Tortugas reaparecen en playa de India por primera vez en 20 años después del mayor proyecto de limpieza del mundo

El tráfico de animales salvajes amenaza la supervivencia de especies icónicas y está provocando asimismo una progresiva pérdida de biodiversidad en todo el planeta. Además, como actividad del crimen organizado, socava el Estado de Derecho y perjudica a las comunidades locales que dependen de estas especies para sobrevivir.

Los primates se cuentan entre los más amenazados por esta lacra, y muchos de estos podría acabar desapareciendo. Actualmente, todos los grandes simios están en peligro, con la mayoría de especies categorizadas como “en peligro crítico”. Se calcula que al menos unos 3.000 individuos, entre los los que se cuentan orangutanes, gorilas, bonobos y chimpancés, desaparecen cada año de sus hábitats como resultado del comercio ilegal, alentado por la creciente demanda internacional.

Todos nosotros jugamos un papel crucial para evitar la extinción de las especies más amenazadas. Por ello, para concienciar a la población sobre los peligros a los que se enfrentan hoy los grandes simios y otras especies, el Instituto Jane Goodall ha lanzado una campaña titulada “Forever Wild”. (Siempre salvaje), en la que la ONG invita a los ciudadanos  a seguir la página de Facebook y el perfil de Twitter para conocer la realidad sobre el tráfico ilegal de especies salvajes a través del hashtag #4EverWild.