Ambiente

Seamos inteligentes en relación con los bosques

El Grupo Banco Mundial plantea aplicar tecnologías inteligentes para manejar los bosques del mundo. Foto: Serfor

Un reciente informe del Banco Mundial plantea la aplicación de estrategias innovadoras en la gestión de los bosques que aseguren la conservación y, a la vez, beneficien a las personas.  

¿Se puede obtener recursos naturales del bosque sin dañar su integridad?… antes de responder, es necesario dejar en claro que la deforestación y la degradación de las áreas verdes es ocasionada, principalmente, por la expansión de las tierras agrícolas, la explotación de minerías y la demanda de nuevas formas de combustibles obtenidos a partir de la madera.

MÁS RUMBOS: Hora del Planeta: hoy más que nunca

Estas actividades esenciales para el desarrollo económico de las naciones, disminuyen y afectan los beneficios ambientales que generan los bosques, como el secuestro de carbono, la filtración de aire y agua, y la fertilidad del suelo, entre otros.

Desde esa perspectiva, el Banco Mundial recomienda ser “inteligentes en relación con los bosques”. En esencia, esto significa examinar de manera integral los paisajes, para entender cómo las áreas verdes son alteradas por las actividades de otros sectores, lo que implica encontrar las “complementariedades” con el propósito de generar beneficios, tanto para el clima como para el desarrollo.

En el Plan de Acción Forestal del Grupo Banco Mundial (2016 – 2020), este punto es fundamental porque contribuye a reducir la pobreza, ya que los bosques proporcionan recursos a las poblaciones menos favorecidas.

Por ejemplo, en Mozambique, un país del sureste de África, el Grupo Banco Mundial lidera un proyecto de más de 40 millones de dólares, que implementa un enfoque inteligente en relación con los bosques.

En el país africano se pierden alrededor de 140 000 hectáreas forestales cada año. El proyecto invierte en los medios de subsistencia de miles de pequeños y medianos propietarios de tierras, permitiendo mejorar la sostenibilidad de las actividades que pudieran afectar a los bosques: los cultivos agrícolas y la producción del carbón vegetal.

En Moldova, Europa, se ejecuta un proyecto similar. Allí, donde la mayoría de las comunidades pobres dependen de la agricultura para su subsistencia, la competitividad de las exportaciones agroalimentarias sigue siendo baja.

El objetivo del Proyecto sobre Competitividad del Sector Agrícola, busca aumentar el uso de prácticas de gestión sostenible de la tierra, como las cortinas forestales, limitando la erosión del suelo y secuestrar el carbono.

En ese sentido, si no impulsamos una relación inteligente con los bosques, los impactos negativos caerán sobre las comunidades y aumentará el Calentamiento Global. Y usted: ¿es inteligente en relación con los bosques?

Acerca del autor

Gunther Félix

Periodista de esquina y del monte. Fotógrafo y peregrino urbano los fines de semana.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *