Cultura

Mamacha Carmen ¡festeja Paucartambo!

Foto: Débora Klempous

Danza y jolgorio, devoción y plegarias, en una de las fiestas más esperadas del Perú. Baila Paucartambo, vibra el Cusco, festeja el Perú entero.

‘Kaychu kaychu Santu templo. Kaychu kaychu Santu templo. Mayneypitaq Mamay Carmen. Mayneypitaq Mamay Carmen. Qolla qaspapas. Llamero qaspapas’ ♫

MÁS RUMBOS: Fachadas, balcones y patrimonio ¡Larga vida a Lima!

Alegria y desbande con los Majeños en Paucartambo. Foto Buen Viaje con Maud

Ese es el cántico en quechua con el que irrumpen los Qhapap Qollas, esos seres mitad hombre, mitad llama, que vienen a reclamar como suya a la Mamacha Carmen, una de las imágenes más queridas del mundo andino.

Pero ellos no están solos, los Qhapaq Chunchus resguardan a la Virgen. Son sus férreos defensores mientras los Saqras, una suerte de demonios, se cuelgan en los techos con la pérfida intención de tentar a la soberana durante sus recorridos procesionales.

Qhapap Qollas en tradicional “El Bosque” . Foto: Buen Viaje con Maud

Todo esto ocurre a mediados de julio en la provincia cusqueña de Paucartambo (2.900 m s.n.m.), un pueblo de casas blancas y balcones azules que estalla en celebraciones que mezclan fe y alegría, siguiendo la ritualidad de un guión festivo que enfrenta a Qollas, Chunchus y Saqras, por el favor de la mamita milagrosa.

Durante la celebración, esta localidad -en el camino al Parque Nacional y Reserva de Biosfera del Manu- se convierte en el epicentro de un curioso sincretismo religioso que por sus características es único en la cultura andina. Así que únete a la multitud que busca atrapar los regalos que se lanzan desde una plataforma durante El Bosque, y prepárate a soportar las burlas o los latigazos de los socarrones Maqtas.

Cuadrillas de Danzaq entonan la alegría en Paucartambo.

Aprovecha el amanecer para observar el baile del sol en el cerro Tres Cruces. Camina por el puente de cal y piedra Carlos III, mientras acompañas el recorrido procesional de Mamacha Carmen y disfrutas de la Guerrilla, un enfrentamiento satírico por el control de la Virgen. También recorre las callecitas estrechas disfrutando de los diferentes grupos de danzas –cada uno con su propia historia-. Te harán sentir, sin necesidad de calientitos, el desborde festivo de la Capital Folclórica del Cusco.

De tanto ver y disfrutar querrás unirte al jolgorio. Y es que no hace falta saber quechua o ser un ferviente devoto para sintonizar con la nostalgia y algarabía; entonces, tarde o temprano, terminarás cantando esta estrofa que augurará tu retorno: Paucartambo,  Paucartambo ahí te dejo mi recuerdo, kutimunaycama.’ Ya está en deuda. La Mamacha Carmen te obligará a volver.

Cerro Tres Cruces: Difusión

En rumbo

La fiesta: El 15, 16 y 17 de julio son los días principales.
El viaje: Del Cusco a Paucartambo se llega por vía terrestre. Los carros parten de la avenida Diagonal Angamos en Cusco. Costo: 15 soles. Desde Paucartambo se llega a Tres Cruces en los autos que salen a las 3 a.m. Costo: 10 soles.
Alojamiento : En Paucartambo se ofrece hospedaje en las casas, pero no se confíe. Otra opción es el albergue Manicomio Azul (zona de camping). Detalles en www.manicomioazul.jimdo.com.

Acerca del autor

Wendy Rojas

Fotógrafa y viajera.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *