Cultura

El quipu inca de Asia

Quipus de Asia. Foto: Rommel Ángeles Falcón

El quipu inca –hallado por el arqueólogo Rommel Ángeles del Proyecto Arqueológico Huaca Malena- es testimonio histórico sobre la contabilidad que tenía lugar en el valle de Asia hace más de 500 años. 

Iván Reyna Ramos

Según los estudios preliminares del arqueólogo y especialista en quipus, Alejo Rojas Leiva, el quipu de Asia revela que el valle estaba compuesto por una población total de 8,800 habitantes. De esta población, se estima –descifrando el quipu- había 500 mineros, 500 tejedores, 250 artesanos, 250 soldados, 13 pastores y 13 productores. La contabilidad resume un total de 1,776 tributarios. También se sabe que las familias se integraban de cinco miembros.

Exhibición sobre su funcionamiento en la Huaca Malena de la localidad de Asia. Fotos: Rommel Ángeles Falcón

MÁS RUMBOS: La Orca, el geoglifo recuperado de Palpa

El quipu (nudo en quechua) es un sistema mnemotécnico basado en cuerdas de distintos colores. Para elaborar un quipu se seleccionaba la fibra, se hacía el hilado, se teñía de colores, se retorcían los hilos y finalmente se registraba la información por medio de nudos. Al parecer, la dirección de rotación del hilado y del torzal, así como la forma de hacer los nudos tenía un mensaje específico.

Esa es la tesis que sostiene  Gary Urton, profesor de estudios precolombinos en el Departamento de Arqueología de la Universidad de Harvard, quien ha trabajado con más de 300 muestras coleccionadas en museos de Europa, Perú, Chile y Estados Unidos.

Los nudos pudieron guardar datos estadísticos sobre censos poblacionales, tributos o el trabajo en la mita.  Fotos: Rommel Ángeles Falcón

Urton ha estudiado unos 60 mil nudos, todos pertenecientes al periodo incaico. Descubrió que en unos casos la torsión iba a la derecha y en otros a la izquierda. También observó que los quipus se anudaban de dos maneras: una con un eje en forma de “s” y otra en forma de “z”. La tarea es precisar sus significados.

Pero esta no es una tarea tan simple, si se trata de demostrar que, así como nosotros podemos escribir con un alfabeto de 26 signos, los incas pudieron asignar convenciones a cada hilo, a cada torsión, a cada nudo. En su momento, los quipus sirvieron para guardar datos estadísticos relacionados con los censos poblacionales, tributos, cantidades de productos agropecuarios, trabajos en las llamadas mitas. Basada en esa información, Alejo Rojas plantea que las cifras guardadas en este quipu corresponderían a una información poblacional.

Entre tanto, el Museo Huaca Malena se ha preocupado por difundir los conocimientos mediante una réplica didáctica a fin de que los visitantes aprendan a contar con los quipus. Se trata de una forma de explicar la memoria de esta localidad de Cañete, en tiempos incas y la manera de acercar a los actuales habitantes con su historia, con su cultura, con su propia tierra.

Otros quipus de Cañete

Quipus hallados en Incahuasi . Foto: Andina

Durante el 2014 otro conjunto de quipus fueron encontrado en Cañete  como parte de los estudios que se llevaban a cabo en el sitio arqueológico de Incahuasi. En total, los  2o quipus  hallados estaban conformados por una cuerda principal de algodón de la que penden 12 cuerdas secundarias, además de cuerdas subsidiarias y conjuntos de nudos, con hilos de algodón y de lana.

En aquel momento, el arqueólogo Alejandro Chu, líder de un equipo de investigación del ministerio de Cultura señaló que fueron hallados en un depósito donde había vasijas de cerámica.

El arqueólogo explicó que estos quipus aparecen en esta localidad  durante la expansión del imperio inca bajo el gobierno de Túpac Yupanqui  periodo en el que fueron sometidos o asimilados varios pueblos en esa región de Cañete, y se construyó el Incahuasi para vigilar y mantener un ejército ante eventuales levantamientos. Por las actividades que aquí se realizaban era necesario sistematizar todo a través de un quipu.

 

El complejo arqueológico de Incahuasi (casa del Inca), en el valle de Cañete fue construido de piedra para ser cuartel general del Inca Túpac Yupanqui y también tenía barrios religiosos, para los soldados donde estaban depósitos de alimentos y de armas.

 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *