Cultura

Huánuco, a ritmo de Negritos

Los Negritos una danza por la libertad. Foto: Isabel Guerra

Los Negritos de Huánuco es una expresión artística popular que se remonta a la época colonia cuando los esclavos negros eran traídos del África para realizar trabajos rudos en las haciendas de Huánuco.

Cuenta la tradición que viviendo en esclavitud sólo eran permitidos de celebrar y danzar los días de Navidad donde los negros se ataviaban de plumas arrastrando sus cadenas en un baile de saltos y piruetas.

Un dato más que refuerza la idea de celebrar en diciembre, es la abolición de la esclavitud dada a inicios de dicho mes donde se cuenta que diversas cuadrillas de negros salen a las calles a bailar tal como lo hacían en Navidad. Esas diversas cofradías de negros han sido la base para las actuales cofradías de negros que existen actualmente en todo Huánuco y en Lima con la posterior migración ocurrida a mediados del siglo pasado.

La danza

Desde el inicio de la festividad los integrantes de diferentes cofradías de Negritos bailan por las calles de la ciudad de Huánuco y compiten para lucir la belleza de sus vestimentas, agilidad y destreza al compás de la música.

El inicio del baile es realizado por ”los caporales”, representados por dos negros con los rostros cubiertos con máscaras relucientes de cuero. Ellos lucen elegantemente vestidos con trajes de terciopelo oscuro, bordados con hilos de oro y plata, cintas de cristal, lentejuelas, se visten con adornos caprichosos que cuelgan de su pecho y en los hombros portan charreteras doradas.

Complementan su vestimenta con vistosos sombreros de plumas de colores encendidos, colocándose cascabeles en las piernas para llevar conjuntamente con sonoras campanillas de bronce y gruesos látigos, el compás de su música contagiante, son los que señalan a la cuadrilla los pasos a seguir.

Otro personaje de la danza es el “corochano” que luce una raída chaqueta y larga barba. El personaje representa mediante su máscara a un viejo hidalgo de la nobleza española, quien con su matraca y látigo, que agita constantemente, gasta bromas al público y asusta a los niños.

Las manifestaciones de alegría y danzas de la cuadrilla de los Negritos con los demás personajes, es realizada alrededor de dos figuras centrales: ”el turco” y ”la dama”, símbolos de la nobleza española y propietarios de la hacienda, quienes eran los dueños de los esclavos hasta el momento de su liberación. Otro personaje es el ”abanderado”, de raza blanca, que cubre su rostro con una careta de dicho color, quien se desplaza entre los negritos portando una bandera de libertad.

Así entre Navidad y Bajada de Reyes, un espectáculo de danzas y colores congrega en la Plaza de Armas de Huánuco a más de 25 cofradías y a un total de más de 55,000 espectadores  y que nosotros recogemos con todo el colorido que este peculiar festejo merece.

Más fotos en la galería de imágenes abajo