Cultura

Google celebra a Maria Reiche, la incansable investigadora del enigma de las Líneas de Nasca

Hoy se cumplen más de un centuria del nacimiento de María Reiche, la famosa matemática alemana – peruana que dedicó su vida a la investigación y conservación de los geoglifos de Nasca. 

No conocemos a una mujer que haya insistido tanto en desentrañar un misterio que pocos comprendían. María Reiche se enamoró de la nada del desierto peruano de Nasca y dedicó buena parte de su vida y sus energías a investigar, elucubrar, descubrir, limpiar, cuidar y conservar algo que hoy es una de las atracciones turísticas de mayor fama en nuestro país.

via GIPHY

MÁS RUMBOS: Adiós Demetrio Túpac Yupanqui, el ‘Quijote quechua’

Las líneas de Nasca esos misteriosos trazos geométricos imposibles de entender y a las que la científica alemana se empeñó en dotar de significado. Con una brújula, centímetro en mano y una escoba, poco le importó a Reiche que la tildaran de loca o de bruja y se abocó a medir una cincuentena de figuras en las pampas de Nasca y Palpa. Sus hallazgos fueron de los más interesantes pues pues elaboró teorías sobre el significado de estos dibujos y detalló que se trataba de un calendario astronómico y llegó a la conclusión de que estaban destinadas a fijar los ciclos y los cambios climáticos en las sociedades agrarias de la civilización nazca. Hoy, tras sus significativas investigaciones, el debate continúa y atribuye a los geoglifos un propósito más ceremonial.

Hoy, luego de 115 años de su nacimiento, el gigante de la red global, Google, celebra a una de las hijas adoptivas del Perú más ilustre con un doodle conmemorativo y aprovechó la oportunidad para destacar la ilustre figura de quién barrió kilómetros de desierto solo para proteger un legado preinca de más de dos siglos de antigüedad, que hoy es apreciado como una maravilla por el mundo entero.

La imagen muestra a una joven Maria Reiche, trepada en una escalera, binoculares en mano, atisbando los famosos geoglifos. Los encargados de realizar este homenaje fueron, el animador español, Guillermo Comin y la ilustradora argentina, Elda Broglio:  “María Reiche es a las Líneas de Nasca, tanto como las Líneas de Nasca a ella. A eso dedicó su vida y queríamos integrarla en el escenario y que fuera arte en el doodle y que sean un solo concepto”, explica Guillermo.

La araña un geoglifo descubierto por Reiche. Foto: Difusión

Lo que se aprecia luego de una mirada acuciosa y que llama mucho la atención es la construcción de la palabra “Google”, formada por líneas seleccionadas cuidadosamente: El mono, la araña, descubrimientos de Reiche, una figura geométrica, el lagarto y finalmente la espiral.

Su tesón y perseverante labor de investigación le valieron numerosas distinciones en vida, tales como la Medalla de Honor del Congreso de Perú en 1981; las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta y la Medalla Cívica de la Ciudad de Lima, ambas en 1986; el doctorado honoris causa concedido por las universidades nacionales de Trujillo (1983), San Marcos (1986) e Ingeniería (1989). Además, en 1992 el Gobierno le concedió el título de Ciudadana Honoraria de Perú, oficializado con su nacionalización definitiva al año siguiente.

En diciembre de 1994, gracias a sus esfuerzos y gestiones, la Unesco acordó otorgar a las Líneas de Nazca la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad. En los últimos años de su vida, debido a su delicado estado de salud, ciega y con parkinson, María Reiche ocupó una habitación en el hotel de turistas de Nazca, siendo asistida por su hermana Renata.

Cuando tenía 95 años de edad, el 8 de junio de 1998, María Reiche falleció en Lima víctima de un cáncer. Un mes antes la Unesco le había condecorado con la Medalla Machu Picchu.

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *