Cultura

La Casa Aliaga, una joya histórica en el centro de Lima

Un 18 de enero de 1535, luego de la fundación de Lima, esta casa fue heredada a una familia cuyos herederos aún la habitan e invitan al público a conocer su historia.

Un cimiento que sobreviva en una capital donde se caen a pedazos cerca del 80% de los inmuebles declarados históricos, suena a inmortalidad. Entre esos pocos esta la Casa Aliaga.

MÁS RUMBOS: ¡Descubre Lima!

Una mansión emblema de esa Lima virreinal y republicana, reconstruida y remodelada como las pocas casonas sobrevivientes, visitada —según la tradición familiar— por la misma Santa Rosa, ha pasado de generación a generación durante 17 generaciones.

Algunos historiadores aseguran que su origen data de mucho antes de la familia Aliaga. Para Paul Rizo-Patrón Boylan, antes este lugar era una pequeña huaca perteneciente, quizás, a una deidad menor, hasta que Pizarro la modernizara al crear la casa del gobernador.

Pero la única certeza es que el capitán Jerónimo de Aliaga y Ramírez recibió este solar, vecino a la casa del conquistador Francisco Pizarro, hoy Palacio de Gobierno en el Centro Histórico de Lima y  desde que los Aliaga llegaron a este recinto, no se desprendieron jamás de él.

Desde entonces, ellos han permanecido en sus cimientos a pesar de diversos embates. Su construcción original se realizó a base de quincha y adobe, pero luego del terremoto de 1746, que destruyó casi por completo la casa, fue reedificada por Juan José Aliaga y Sotomayor, séptimo descendiente de don Jerónimo.

A mediados del siglo XIX, con Juan de Aliaga y de la Puente como propietario, se hacen reparaciones que le han dejado el actual aspecto que hasta hoy tiene, una elección típica de muchas mansiones solariegas por los diversos cambios de los estilos arquitectónicos.

Características

En los 18 ambientes que posee refleja la elegancia y estirpe que solo podían acceder los de la alta alcurnia limeña. En la entrada se encuentra un doble portón que conduce al zaguán, con piso de lajas de piedra, en donde empieza la escalera que lleva a los altos de la mansión.

Esta casona tiene elementos del renacimiento, barroco y también neoclásico, y con varios estilos europeos adaptados a nuestra realidad y al mundo virreinal limeño.

Foto: casadealiaga.com

Dentro de la Casa Aliaga las deslumbrantes muestras de historia y arte prosiguen. Don Gonzalo de Aliaga, uno de los herederos actuales y que sabe muy bien que la historia debe abrir bien las puertas, espera que las casonas del centro histórico puedan preservarse con el apoyo de diferentes instituciones o con convenios que otorguen beneficios que hagan posible la preservación de los inmuebles.  Así como la Casa Aliaga. Una belleza patrimonial y una excusa para ver con otros ojos al Centro Histórico de  Lima.

El dato

Dirección:  Jr. de la Unión 224. Al lado de del Palacio de Gobierno y a media cuadra de la Plaza Mayor. Costo: S/ 30.  Horario: Lunes a Domingo – 9:30am a 5:00pm (previa reserva).

Para visitas a través de agencias comunicarse al 427-7736 o escribir a reservas@casadealiaga.com

Acerca del autor

Marquiño Neyra

Periodista, chiflero y grunger.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *