Destinos

La Banda de Shilcayo: sus rincones con más encanto

Hay seis pozos de tres metros hasta de cinco metros de profundidad y bellas caídas de agua.

Desde esculturas, murales, lagunas y deportes, la selva nos sorprende con este destino obligado para todos los que pisen este rinconcito de la selva de San Martín.

La selva tiene espacios que aún nos falta por conocer. Uno de esos es el distrito de La Banda de Shilcayo, un lugar que guarda una serie de atractivos desde el primer momento en que lo pisas.

MÁS RUMBOS: Aquí no hay lugar para la basura

Lágrima de la Novia

Si eres de los aventureros, este lugar es para ti: la Lágrima de la Novia, seis pozos de agua escondidos entre el bosque. Así lo describe Efer Ordoñez Santa Cruz, presidente de la Asociación Ecológica Paraíso Natural Lágrima de la Novia, un afrodisíaco lugar envuelto de plantas, animales y caídas de agua.

Acá se pueden encontrar gran variedad de flora y fauna, como orquídeas, hongos e insectos. En las profundidades hay culebras, monos pichico, entre otros. Aún no existe un inventario oficial de lo que el bosque acoge, pero la aventura está asegurada.

La Laguna Venecia

Comida y aventura. La Laguna Venecia, ubicada a cinco minutos del centro de La Banda de Shilcayo, es una mezcla entre los deportes, la belleza natural y deliciosa gastronomía. Su mayor atractivo, la laguna, es ovalada y tiene 60 metros de ancho y 170 de largo, con una profundidad de 2,5 metros.

Está alimentada por una pequeña quebrada afluente, en las faldas de la cadena de cerros de la Cordillera Escalera. Acá también se puede realizar deportes como canopy (250 metros), cuatrimoto, pesca artesanal o paseo en bote, y comer deliciosos platillos como chicharrón a la parrilla con tacacho o majaz a la parrilla con chifle.

Para ir a la laguna se puede tomar una motocar desde el centro de La Banda a solo S/ 3. Desde Tarapoto S/ 5.  Costo de menú promedio S/ 20.

De callecitas frescas y muralismo selvático

Un mural refleja el espíritu que tienen los jóvenes de la selva. Marquiño Neyra

Sus mismas calles son turísticas. Tanto como en el centro de La Banda, en sus parques y algunas esquinas encontraremos murales hechos por talentosos artistas que buscan retratar la cosmovisión selvática y algunas esculturas que representan el logro del arte ante la basura.

Muchas de las muestras artísticas reflejan el valor y el concepto que tienen: valorar el medio ambiente y proteger la naturaleza. También hay murales de una madre protegiendo a sus hijos, una selvática deteniendo el ataque de un cazador, esculturas de un leñador a punto de cortar un árbol, una sirena hecha a base de llantas y parques que eran acopio de basura, pero ahora son espacios de recreación.

Desde finales del año pasado, la escultura de la cabeza del león representa la sabiduría y la perseverancia de los vecinos bandinos.

Para venir puedes contactarte con la misma Municipalidad de La Banda de Shilcayo.

Acerca del autor

Marquiño Neyra

Periodista, chiflero y grunger.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *