Destinos

¡Vámonos al norte ya!

Nada se compara a este sunset en Máncora. Foto: Mariela Goyenechea

Despídete del invierno en una ruta que no tiene pierde: Piura y Tumbes, donde la vida es más sabrosa en sus paradisiacas playas y bajo el eterno sol. ¡Conócelos!

Adiós al invierno del mal que cubre toda la Costa Verde y las playas del sur capitalino. También a los centros comerciales y las lomas limeñas, aunque en un principio estos lugares eran propicios para visitarlos durante esta temporada fría. En fin, qué se le va hacer. El bus no se detiene cuando los veraniegos huyen de la capital en busca de sol y playas. La mejor opción, sin duda, está al norte.

MÁS RUMBOS: El hotel que reforesta

Ahí vamos. Directo a nuestro primer destino donde abunda los menús marinos y harto chifle. Máncora (Piura) se ha consagrado como un paraíso costero para los deportes náuticos, alcanzar el sosiego costero y una gastronomía que invita a romper las reglas de la dieta. No te preocupes, pecar de vez en cuando resulta fascinante en estas tierras.

Piura para todos

En estos tiempos, Máncora es más que una caleta de pescadores de la provincia Talara. Es el punto de encuentro ideal para los surfistas de todas las nacionalidades, viajeros en busca del verano eterno y los amantes de la buena comida.

Uno de los lugares atractivos que resalta en Máncora es el Ecofundo La Caprichosa. Foto: La Caprichosa

Solo para que tengas una idea de lo que te pierdes estando en casa, en Máncora podrás respirar tranquilidad en excepcionales hoteles que tiene este balneario. Al pie de las aguas cálidas del Pacífico, se erige DCO Suites, que sigue liderando en el ranking TripAdvisor como el mejor hotel de este balneario piurano.

Pero ojo, no es el único establecimiento con estas cualidades. Sin ser mezquinos, le avisamos que la mayoría de los hoteles (lujosos, media caña y baratos) tienen vista al mar, invitando a sus huéspedes a desconectarse del bullicio urbano. Además su cálida infraestructura hacer de la estadía aún más relajante que en otra parte de Piura. Hablamos de hoteles como  Arennas Mancora, Psygon Surf Camp, Kon Tiki Bungalows, Hotel Casa de Playa y Hotel Kichic. Mención aparte merece el Naif Rustic & Ecologic Lodge. ¡Imperdibles!

Máncora también es más que hoteles, recuerde que aquí no solo es tierra para veteranos tablistas. También tendrás la oportunidad de tomar sus primeras lecciones en alguna de las escuelas que hay a lo largo de las playas como Laguna Surf Camp, una de las más conocidas.

Sin embargo, si lo tuyo es estar de cerca con la fauna, entonces puedes darte una vuelta por Pacífico Aventures que tiene una propuesta interesante para los aventureros. La iniciativa consiste en acompañar a los andariegos a admirar tortugas, delfines, lobos de mar, aves y un avistamiento asombroso a impresionantes ballenas jorobadas. Una experiencia única en altamar que podrás complementar con la comida bien servida en los restaurantes instalados a los largo y ancho de Máncora.  

Vichayitos es una playa ubicada al norte de Piura. Foto: Municipalidad Distrital de Los Órganos

Tumbes caleta

Otro escenario. Rumbo al norte, aquicito nomás a Tumbes, donde las cálidas aguas de la caleta de Zorritos, concluye esta ruta de playa, sol y arena.

Así es, aquí, en la caleta de Zorritos, la arena blanca, final y de oleaje continuo atrapa a los viajeros a quedarse por varios días en la capital de la provincia de Contralmirante Villar, a 28 kilómetros al suroeste de Tumbes. Un destino apreciado por los amantes del deporte de aventura como la motonáutica, la tabla y la pesca.

Además de sus actividades de aventura, el pueblo de Zorritos cuenta con una estupenda infraestructura turística, zona comercial y establecimientos básicos como bares, restaurantes y hoteles con vista al mar.

Pero ahí no acaba todo. Más allá de sus pacíficas playas de Zorritos, se encuentra la zona de Hervideros. En estos baños situados en medio del bosque seco ecuatorial, se  reciben al visitante mediante relajantes pozas termales y de barro, las cuales atribuyen propiedades dermatológicas a los visitantes debido a su alta concentración de minerales. Todo una maravilla natural. ¿Y tú qué estás esperando para visitarlos?

Los baños de barros de los Hervidores son una buena opción para relajarse. Foto: Blog Ytuquieresviajar

En Rumbo

Ruta: Para llegar a Piura se puede ir en avión (una hora y media) o por carretera hasta Máncora. En bus, viaja de Lima a Máncora por Cruz del Sur (www.cruzdelsur.com.pe). Tiempo: 19 horas. En este balneario la única forma de movilizarse es en mototaxis.

Para ir hasta Tumbes también puedes optar por ir en avión (dos horas) o vía terrestre (19 horas de viaje). Desde Máncora, Piura, Tumbes y Talara existen servicios de transporte terrestre. Así como desde el Ecuador, por carretera a través de la Panamericana ingresando a Tumbes por Aguas Verdes – Huaquillas.

 

Acerca del autor

Gunther Félix

Periodista de esquina y del monte. Fotógrafo y peregrino urbano los fines de semana.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *