Destinos

Siempre Máncora, siempre verano

Sol, mar, arena y buenas olas. Son algunos de los ingredientes de uan receta playera en Máncora. FotoVivaMancora

Más que arena y sol en una caleta pesquera convertida en balneario cosmopolita, donde la diversión es para todos.

Mariela Goyenechea / Revista Rumbos

Un Hawai a la norteña, bien peruano y piurano, proclama con entusiasmo uno de los tanto sufistas “trotamares” que la pasan lindo en Máncora, un distrito que en verano se convierte en punto de reunión de tablistas de distintas nacionalidades, entonces, las tranquilas calles de la que fuera una caleta de pescadores, se transforman en una fiesta continua.

MÁS RUMBOS: San José: naturaleza caleta

Y es que los surfers y otros veraneantes, se reúnen en el conocido point hotel del Wawa –cerca al área urbana-, donde todos se contagian de un sentimiento de armonía y respeto por las olas. Más al sur, en Las Pocitas, las familias encuentran un espacio para el cariño y las sonrisas. El balneario tiene ese nombre por las pequeñas ‘piscinas’ que se forman cuando las aguas crecen.

Las Pocitas

Aquí se ha desarrollado una interesante infraestructura turística, orientada al descanso y al esparcimiento entre padres e hijos.El Hotel Kichic hotel para adultos ideal para el descanso y la conexión con uno mismo y la naturaleza que rodea el hotel. Cuenta con una cocina Integral Casera vegetariana y otra Barra Marina con una carta rica de pescados y mariscos. Además tiene una gran sala de Yoga de 12 x 12 mts con piso de madera nativa donde impartimos clases todos los días!

Hotel Arennas Máncora, nos ofrece una asombrosa belleza natural, llena de una paz restauradora, benevolencia y aventura.

Yoga en la playa

Sofisticado y de estilo contemporáneo, nuestro objetivo es ofrecer un lugar perfecto para unas vacaciones relajadas, ya que contamos con los mejores tratamientos de spa, una gastronomía de primera clase y una variedad de bebidas exóticas para que su estadía sea inolvidables.

El hotel DCO es una de las propuestas que resalta en esta costa calurosa. Disfrutar de su spa es un delicioso viaje entre aromas relajantes. La distendida travesía termina en un jacuzzi. Una copa de champagne y una fabulosa puesta del sol completan la escenario.

 

Fabulosas puestas de sol en Mancora . Foto: Difusión

 

¿Para qué más?… siempre hay más. Una excursión al distrito vecino de Los Órganos y su caleta El Ñuro, donde el desierto se adhiere a la mar turquesa, creando un panorama bellamente contradictorio. En este refugio se han erigido varias casas de playa, comparables a las que se ven en otros balnearios del norte.

Nadar con tortugas

Desde el muelle artesanal, es posible avistar tortugas verdes. Estos reptiles son llamados así por la gruesa capa de grasa que escoden debajo de su caparazón. Observarlas es un privilegio, un regalo de la naturaleza que se debe preservar. Solo así los distritos de Máncora y Los Órganos (provincia de Talara, Piura), seguirán atrayendo a los amantes del Pacífico, también a las familias que buscan construir una larga historia de recuerdos compartidos.

Las noches son también para disfrutar en Máncora . Foto: Difusión

En rumbo

Ruta: Vuele hasta Piura (1h:40min) y por carretera hasta Máncora (3 horas). En bus de Lima hasta Máncora. Tiempo: 19h:20min.

Dónde comer: En La Sirena de Juan, catalogado como el mejor de Máncora por los usuarios de Trip Advisor. Encuéntrelo en la avenida Piura 316, Mancora. Teléfono para reservas: (073) 258173.

Descanso: En el DCO de Las Pocitas  o en Del Wawa

Información: Todo lo que debe saber de Máncora en Rumbos Viajes 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *