Destinos

Máncora para todo el mundo

Máncora un destino para disfrutar todo el año. Foto: Flickr

Máncora es el paradigma playero de bulliciosa juventud y paraíso de los deportes náuticos. Pero también es un remanso para quienes pasan la base cuatro. Hoteles para todos los bolsillos a un lado del litoral, relax y una gastronomía marina que invita a pecar.

Máncora es más que una caleta de pescadores en la provincia de Talara, región Piura. Máncora es un poco de Perú en chiquito. Está calificado como el ‘point’ indiscutible para los surfistas peruanos y extranjeros, pero cuando las olas apaciguan sus vaivenes ¿qué más se puede disfrutar en este paraíso anclado en el verano todo el año?

MÁS RUMBOS: Destino norte: reino Moche

Hoteles para desconectar

Hoteles de lujo para disfrutar de la trnaquilidad costera. Foto DCO Facebook

Para disfrutar mucho más de su viaje en este idílico destino qué mejor opción que alojarse en alguno de la espléndidos hoteles que tiene este balneario. Al pie de las aguas cálidas del litoral norteño se levanta el DCO Suites, que lidera el ranking de TripAdvisor y posiblemente sea el mejor hotel de Máncora.

Pero no es la única joyita. En realidad, la mayoría de hoteles (de los carísimos, los de media caña y los más cómodos) tienen como hilo conductor las habitaciones con vista al mar, lo cual hace posible las mejores vistas e invitan a desconectar.  La mayoría de estos hoteles quedan a pasos de la playa y su cálida y espaciosa arquitectura hacen de la estadía en Máncora una experiencia más que relajante.

Si hay presupuesto, en el DCO puede probarse una sesión de spa con el atardecer de fondo, mientras desde el jacuzzi se brinda con una botella de champagne (o de buen vino). Todo un lujo.

Este balneario norteño tiene un rosario de muy buenos hoteles como: Arennas MancoraNaif Rustic & Ecologic LodgePsygon Surf CampKon Tiki BungalowsMancora Bay Hotel, Del Wawa y Casa de Playa…  en fin la lista es larguísima. 

Hacerse a la mar

Escuelas de surf en casi todas las playas aseguran tu aventura con el mar. Foto: Facebook BirdHouse

Mancora es punto de encuentro de surfers del país y del mundo. Así que si no se es un experimentado tablista, al menos aquí podrá tomar sus primeras lecciones en alguna de las escuelas que abundan por la playa como Laguna Surf Camp, unas de las más conocidas y por las que han desfilado cientos de alumnos. ¿No tienes equipo, ni accesorios para entrar al mar? En Victors Surf school, ubicados en the birdhouse, no sólo enseñan a surfear; aquí también se alquilan todos los equipos para este y otros deportes náuticos.

El kite surf otro deporte que viene siendo muy practicado en estas playas, encontramos escuelas con cursos ideales para todos. Mancora Kite School ofrece clases para distintos niveles, además de vender equipos. The kite Surf Center es otro de esos lugares donde sus carismáticos profesores transmiten los trucos básicos para dominar este deporte náutico.

Pero no hay nada mejor como hacerse a la mar y observar la maravillosa fauna marina. Pacifico Aventures tiene una propuesta para todos los aventureros que quieran pasar el día admirando tortugas, delfines, lobos de mar, aves y siguiendo los desplazamientos de las impresionantes ballenas jorobadas. Una experiencia para ayudar a vivir.

Para salir de la playa

Canopy en la hacienda La Caprichosa en Mancora-Piura. Foto PromPerú

A unos 30 minutos de Mancora, el eco fundo La Caprichosa es un lugar apartado de todo, hasta de señal, pero las actividades de este lugar son dignas de no dejarlas pasar. Desde el circuito de cuerdas, pasando por la palestra y para terminar con la serie de 5 circuitos de zipline, que bajan desde lo alto de las montañas en un recorrido de más de mil 600 metros, es todo un reto para tener en cuenta. Adrenalina pura.

Paseos hacia la Quebrada Fernandez o visitas al Santuario Nacional Manglares de Tumbes son otras de las opciones para pasar días espectaculares en este balneario. En estos lugares es posible avistar una gran variedad de aves, como el ibis blanco y el guaco manglero.  Biosfera Tours  es una empresa peruana que ofrece diferentes paquetes eco turísticos y de aventura. Cuentan con camionetas, cuatrimotos y hasta caballos para viajar por rutas especialmente diseñadas. Vale la pena esta conexión con la naturaleza.

Para reponer el cuerpo de tanta aventura, Spa Orígenes en Vichayito es un spa de playa  distinto, un lugar que te acerca a la naturaleza para reconectarse con los beneficios del mar y la tierra. En orígenes podrás nutrir cuerpo, mente y espíritu. Pero si lo tuyo es la meditación entonces el yoga en el hotel Samana Chakra es realmente una maravilla, muy recomendable.

Para llevar a Mancora siempre en el recuerdo hay que realizar paseos por la pista costanera en cuatrimoto, ir de compras al pueblo, observar los atardeceres durante excursiones en caballo por la playa y llevarse souvenires de Perro Comeo, una acogedora tienda en la Av. Piura, la más turística de Máncora. Allí encontrarás curiosidades y recuerdos para llevarte a casa.

Buen provecho

Ravioles de cabrito en salsa de guiso norteño y queso de cabra. Foto: F. La Sirena d’ Juan

No existe otro lugar en el Perú en donde se concentren tantos chefs en un lugar tan pequeño como Máncora. La variedad de restaurantes es impresionante que nos sentimos cortos para recomendar tantos y tan buenos restaurantes, pero aquí lo intentamos:

Un indiscutible lugar para la hora del bitute playero es La Sirena de Juan. Este lugar basa su atención en la amabilidad y el encanto de sus ambientes, unido a la sabrosa sazón presente en todos sus platillos, su carta destaca por el riesgo e ingenio para combinar insumos. Aquí hay que probar de todas maneras el Lomito de atún acaramelado en una miel de maracuyá, resguardado por una ensalada de papas y hojas verdes; los Ravioles de cabrito al vapor con curry y una emulsión de ají amarillo para que tu paladar viaje por una variedad de sensaciones; el Sashimi y muchos más.

En la playa Las Pocitas, a sólo cinco minutos del pueblo, en el Hotelier, está Donde Teresa, restaurante donde podrás degustar la comida gourmet de la afamada cocinera peruana Teresa Ocampo, y en el que hay que probar de manera obligada la causa ferreñafana. Para comida internacional y peruana, tragos espectaculares y buena música está el restaurante El Ají, ubicado en una callecita lejos de la bulla y el tráfico, cerca al point de las olas con excelente comida tex-mex con un toque de sabor peruano. Aquí es posible disfrutar de buenas margaritas y más.

Pizzas a la leña, lasagna y comida italiana en general es el distintivo de el Ristorante Volentieri en el que disfrutas de un ambiente familiar. Pero si prefieres comer comida oriental está el restaurante Tao que se especializa en platos chinos, japoneses y tai. Aquí hay que probar el arroz tailandés (hay que picarlos en tres currys diferentes) y los deliciosos rollitos primavera. Ya sabe, la mesa y la playa… están servidas.

En Rumbo:

Ruta: Vuele hasta Piura (1 hora y media) y por carretera hasta Máncora (3 horas). En bus, viaja de Lima a Máncora por Cruz del Sur (www.cruzdelsur.com.pe). Tiempo: 19 horas.

En Máncora la única forma de movilizarse es en mototaxis. El precio es 1 sol . Si quieres ver Vichayito te cobrarán 5 soles desde Máncora.

 

Acerca del autor

Wendy Rojas

Fotógrafa y viajera.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *