Destinos

Kuélap en teleférico: rumbo a las nubes

Amazonas, un destino que despega. Foto. Mincetur

El primer sistema de telecabinas del Perú permite ‘volar’ hacia Kuélap, para redescubrir el principal legado de los chachapoyas y el ícono turístico de la región Amazonas.

Marquiño Neyra /  Revista Rumbos

Nuestra actitud frente a la naturaleza varía y se exalta al ver esa poderosa arquitectura. Y es que aquellas imponentes murallas nos instruyen sobre el espacio administrativo, ceremonial y militar erigido por los chachapoyas, una cultura preincaica de valientes guerreros que legaron a la humanidad los sarcófagos de Karajía y los mausoleos de la laguna de los Cóndores, donde se hallaron más de 200 momias.

Vista panorámica del legado arquitectónico de los Chachapoyas. Foto: Flickr Edgard Ascencios.

 

MÁS RUMBOS: Tren de altura: desafiando los andes


Los chachapoyas fueron ‘los habitantes de las nubes’ –así los llamaban los antiguos españoles- en un país de montañas. Por eso, la inauguración del primer teleférico del Perú, realizada el pasado 2 de marzo en la fortaleza de Kuélap (distrito de Tingo, Luya), su obra monumental, es una obra relevante para el país. Esta permitirá conocer con mayor facilidad, los dominios de aquellos que poblaron las nubes.

Y es que es muy probable que los ibéricos sintieran vértigo al ver esa construcción a 3 000 m.s.n.m. que parecía rodeada de tinieblas. Ahora, durante el ‘vuelo’ en las telecabinas, el vértigo se transforma en admiración, al observar desde una perspectiva distinta las dimensiones monumentales de las colinas y de la vasta flora que rodea a uno de los centros arqueológicos más importantes del Perú.

Se espera que el número de visitantes se cuadriplique, generando más desarrollo en Luya. Amazonas. Foto: Mincetur

La obra no solo facilita el acceso sino que reinventa la experiencia, lo que catapultará el flujo turístico. Se espera que el número de visitantes se cuadriplique, generando más desarrollo en Luya, donde se ha iniciado un plan integral que involucra una serie de mejoras en la infraestructura turística.

En un país donde el turismo es clave para la economía, el teleférico puede ser la bisagra de una serie de mejoras que, esperamos, consoliden a Kuélap como un destino fundamental, pero con las medidas respectivas para no saturarlo como en algún momento pasó con Machu Picchu.

La obra no solo facilita el acceso sino que reinventa la experiencia, lo que catapultará el flujo turístico. Foto : Mincetur

En rumbo: 

El viaje: De Lima a Chachapoyas (la capital de Amazonas y la ciudad más cercana a Kuélap) por vía terrestre (23 horas).

Atajo: Si quiere acotar el tiempo de viaje, vuele desde Lima a Chiclayo o Tarapoto, donde deberá continuar por vía terrestre. En Tarapoto, además, hay avionetas que vuelan a Chachapoyas.

Dato: El teleférico tiene 26 cabinas para 8 pasajeros cada una. El viaje dura 20 minutos.

Anuncio: El titular del Mincetur informó que se construirán teleféricos en Choquequirao y en Lima.

Importante: Lleve ropa de abrigo. Amazonas no es una selva calurosa.

Tours:  Conoce este destino con Rumbos viajes 

Contacto:  rumbosviajes@rumbosdelperu.com

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *