Destinos

Arequipa: una viaje al pasado geológico

Valle de los Volcanes en Andagua, Arequipa. Foto: andina

Un centenar de volcanes se alzan sobre un fondo de lava reseca en Andagua, localidad de la provincia de Castilla, Arequipa.  Este escenario antediluviano propio de épocas prehistóricas, es ya un Geoparque Nacional.  Una grata noticia para seguir celebrando a la majestuosa y volcánica de Arequipa.    

Por Walter Wust 

Oculto entre gigantescas moles de granito y dominado por los Andes Occidentales se encuentra el centro de estruendosas convulsiones de la cordillera volcánica, que rompieron la piel del suelo llano brotando pequeños volcanes todos ellos extintos ya.

Foto: Blog Vallevolcanes.

MÁS RUMBOS: Arequipa: trazos rupestres en Toro Muerto

Trescientos setenta y siete kilómetros y seis horas de viaje separan el distrito de Andagua -donde se ubica el Valle de los Volcanes- de la Ciudad Blanca; y como si se tratara de un viaje espacial, el viajero de pronto parece ubicarse en la superficie lunar.

Vicuñas pasean por el Valle de los Volcanes. Foto: Promperú

Geólogos han identificado 85 conos volcánicos de diversos tamaños que van desde 30 y 60 centímetros hasta los 80 a 300 metros de altura. Consideran además a este espacio una falla abierta de formación geológica porque los volcanes en algunas zonas solo alcanzan el nivel de ampollas, únicas en la orbe, en una zona que se eleva entre 1.900 a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

A primera vista parecen ser los rastros de una hecatombe pasada que ha dejado sin vida el lugar, sin embargo, el paisaje que rodea el valle dice lo contrario. Flora y fauna se regodean en ese pasadizo lleno de cráteres. Para disfrutarlos se han diseñado la construcción de campamentos, que están ubicados en la laguna de Mamachoca, y en el distrito de Orcopampa.

Paisaje desierto en Andagua. Foto: Promperú

Considerado un extraño capricho de la naturaleza que ha juntado allí bocas de fuego de unos miles de años de antigüedad, se yergue un conjunto de conos perfectos. Sus cráteres miran al cielo, ajenos al paso de los siglos. Algunos de estos son el Chilcayoc, los Mellizos, el Suisuya, el Chapite y el Pucamaura. Una laguna de aguas oscuras, llamada Chachas, completa el panorama. Dicen que sus aguas viajan largos kilómetros bajo tierra para reaparecer y formar otra laguna (Mamacocha), lejos, allá por la localidad de Ayo, a varios días de camino.

Se ha previsto incluir en la Ruta de los Volcanes paseos en avionetas en las provincias de Castilla y Caylloma, a fin de incrementar el flujo de turistas.

Bienvenidos los geoparques 

Esta zona de Andagua junto al Cañon del Colca fueron una propuesta regional en Arequipa,  y tras un acuerdo regional que declaraba estos espacios de interés se inció en el 2015, el largo camino que persigue integrar la categoría de Geoparque Mundial ante la Unesco, pero que de momento ya es parte de la nueva categoría de area de conservación: el Geoparque Nacional.

¿Pero, qué es un geoparque? “Estos son lugares excepcionales. No cualquier cerro, cualquier paisaje puede considerarse un geoparque. Por ejemplo. la Montaña de Siete Colores en Cusco, se puede contar la historia geológica de esa montaña, el porqué de sus colores, esa es su excepcionalidad para poder ser considerada un geoparque” dice James Posso, uno de los impulsores de esta normativa, y un entusiasta difusor de las bellezas escénicas  y la arquitectura natural del sur del Perú.

Como indican en la web de la red de Geoparques Mundial de la Unesco, se trata de “territorios que promueven la geodiversidad a través de iniciativas lideradas por la comunidad para favorecer un desarrollo regional sostenible“. Pero que entre otras cosas, generan conocimiento sobre el cambio climático y los desastres naturales.

Hace un mes el congreso peruano aprobó la ley que declara de interés nacional la creación del Geoparque Nacional Cañón del Colca y Valle de los Volcanes de Andagua.  “Una categoría de conservación inexistente dentro del esquema del Servicio Nacional de Áreas Protegidas del Perú – recalca Posso-, pero es el impulso que se necesita para que a través de esta ley, este espacio sea protegido y puesto en valor, y ese es el camino que hay que seguir para impulsar la postulación de estos escenarios a la Red Mundial de Geo Parques de la Unesco. Nosotros esperamos  que en setiembre próximo, durante el 8ctavo encuentro de geoparques, en Italia, se anuncie que tendremos el primer Geoparque Mundial en el Perú y el Quinto Geoparque en América Latina”.

Vista aérea del Valle de los Volcanes en Andagua. Foto: Walter Wust

Sin embargo, esta intención de preservar el patrimonio geológico en el sur ha venido con premio.  No solamente se ha declarado al Cañon del Colca y al Valle de los Volcanes como Geoparques Nacionales, también han sido declarados  el Santuario Nacional de Huayllay ubicado en el departamento de Pasco, Tres Cañones,  ubicado en el departamento de Cusco, Reserva Nacional de Paracas y Reserva Nacional San Fernando ubicados en el departamento de Ica y Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas ubicado en los departamentos de Lima y Junín.

Enhorabuena, pues la promoción de nuestro patrimonio natural es un nicho que comienza a llamar la atención. De momento, las acciones de sensibilización sobre tamaño patrimonio viajan al interior de un Geomóvil, una unidad que dará a conocer sobre estos bellos parajes antediluvianos que buscan convertirse en patrimonio de la humanidad.

Foto: Walter Wust

Arma tus viajes con Revista Rumbos

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *