Destinos

El reino de las lagunas

Entre Marcapomacocha, al pie de la cordillera La Viuda, y la laguna Chuchón, en el valle del Chillón, existe un lugar mágico con nevados, auquénidos y espectaculares espejos de agua.

Por:  Álvaro Rocha

La inmensidad de aquella laguna acompañada de patos andinos, alpacas pastando en sus riberas y de fondo el nevado Misipiñahui, hicieron que el frío que sentía se disipe y que olvidara que mi cabeza estaba a punto de estallar por andar a 4 mil 300 metros de altura.

Trekking rumbo a las lagunas. Foto: El Comercio

Era mi primera impresión de Marcapomacocha. Un poblado enclavado en la gélida puna de la provincia de Yauli, en Junín, a cuatro horas de Lima. Su nombre significa pueblo de lagunas y pumas. Aunque estos últimos ya no se ven con facilidad, sí posee 42 espejos de agua de color verde, azul o turquesa que enamoran a cualquiera.

Esas lagunas albergan deliciosas truchas arco iris que llegan a pesar hasta 10 kilos. Si bien la razón por la que llegan los visitantes es para disfrutar de la cordillera La Viuda, lo mejor no son sus nevados, sino estas bellas lagunas que se pueden recorrer caminando o en 4×4.

MAS RUMBOS: 

Chorrillos, un recorrido por encima del bien y del mal

En efecto, no es necesario bajarse del vehículo para apreciar un rosario de espléndidas lagunas, como Antacoto, Marcacocha, Runtococha y Yantac, entre otras. Hay dos rutas para su 4×4. La primera: Lima-Casapalca – Marcapomacocha – Yantac – paso La Viuda (4635) y el retorno a Lima es por Canta; La segunda ruta es: Lima – Casapalca – Marcapomacocha -Carampoma – Santa Eulalia – Lima. Ambas son trochas afirmadas en buen estado y se pueden cubrir en un solo día. Debe llenar el tanque en San Mateo o Casapalca, después ya no hay donde.

Ahora, caminando, es otra cosa. Se sufre más pero el paisaje se mete dentro de los huesos, del alma, uno se lo lleva puesto. Para empezar es imprescindible dormir en Marcapomacocha y empezar la jornada a golpe de 5 de la mañana.

El apu de la laguna, el nevado La Viuda. Sosiego y belleza impagables. Foto: Teobaldo Ardiles

El aire puro, el cielo celeste y cercano, los rebaños de llamas y alpacas pagan el esfuerzo. Pero son las hermosas lagunas Azulcocha, Leoncocha y Vanaulla, teniendo como fondo al nevado La Viuda, las que hacen que uno agradezca a Dios por tan notable geografía.

La caminata, que toma unas 10 horas, culmina en la laguna Chuchón, ya en la cuenca del río Chillón, donde se puede coger un carro hasta Canta. Claro, más prudente es hacer este trekking en dos días, acampando en Azulcocha. ¿Te animas?

En Rumbo

¿Cómo llegar? En auto: Por la Carretera Central hasta Casapalca. De allí coger el desvío a Marcapomacocha. En movilidad pública: Desde San Mateo o Casapalca salen autos a Marcapomacocha. La carrera vale S/ 120 y entran 4 viajeros. Otra chance es tomar la movilidad comunal que parte todos los días de Casapalca a las 4.30 pm. Costo: S/ 10

¿Dónde hospedarse? Hotel Municipal S/ 20 / Hotel comunal S/ 10

¿Qué comer? Trucha frita y caldo de cordero en Marcapomacocha.

Recomendaciones: Lleva un buen gorro y no te lo quites. El viento causa gran cantidad de los malestares de altura. Si tu cabeza está protegida no habrá problemas. Lo ideal es aclimatarse un día en el pueblo y comer ligero.

Vive esta experiencia con Rumbos Viajes 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *