Destinos

¡Luna de miel en Mauricio!

¿Puede haber algo más exótico y romántico que perderte con tu pareja en una isla paradisíaca? Sin duda que no. Arena blanca, aguas turquesas y cristalinas y los más deliciosos cocteles a la sombra de una palmera son parte de la escenografía que te espera en la encantadora isla tropical de Mauricio, un destino de lujo y más allá del caribe siempre masivo y recurrente.

¿Dónde queda este paraíso? En el fantástico y legendario océano Índico. Es la República de Mauricio, pero es comúnmente conocida como Mauricio o Isla Playa. Posee un clima muy tropical, templado por el agua de su mar y casi toda su superficie está cubierta de refrescantes palmeras de coco que le dan ese sello de edén terrenal y, como si fuera poco, lo rodean lagunas azules y arrecifes de coral.

 

Pero la riqueza no sólo está en su apabullante geografía, sino que gracias al mestizaje cultural que tuvo por haber sido colonia portuguesa, holandesa, británica y francesa, su gente es un auténtico mosaico de costumbres, personalidades y gustos. En Mauricio viven europeos, africanos, indios y chinos y gracias a esa mistura se puede disfrutar de una gastronomía envidiable que nada tiene que envidiarle a las más afamadas del planeta.

Espejos líquidos, aventura y más

El ADN de la isla es su extenso litoral de más de 165 kilómetros de hermosas playas de fina arena blanca y oleaje domesticado por lo que aparenta ser una enorme piscina natural rodeada de un arrecife de coral. Aunque toda la costa es increíble, la zona turística de la costa norte es la preferida de los viajeros y cuenta con hoteles de lujo y altas prestaciones donde se organizan la mayoría de las actividades acuáticas.

Cuentan las parejas latinas recién casadas que uno de los sitios más cálidos y con mejores prestaciones para pasar la luna de mil es la playa de Grand Baie, en la que se ubican numerosos hoteles. Sin embargo, la playa de Trou aux Biches, no se queda atrás y es la preferida si el viaje es en familia.

Pero si lo que se quiere es privacidad no hay nada mejor que la costa este con las playas más vírgenes de la isla y donde puede disfrutarse de increíbles paisajes. Por ejemplo, la región de Morne Brabant, está rodeada de un paraje muy similar a la sabana africana y guarda tesoros históricos de la guerra entre ingleses y franceses.

Una excursión a la Isla de los Ciervos es infaltable para los amantes de la aventura. Se trata de la zona donde están las playas más lindas de la isla y es, además, el lugar más romántico del país. Los hoteles se encargan de organizar viajes en catamarán que incluyen comida y actividades náuticas.

Los mejores deportes acuáticos

Si hablamos de actividades en el agua, nada mejor que Mauricio. Los visitantes practican con mucha frecuencia windsurf y kitesurf, gracias al viento constante y las tranquilas lagunas de la isla. Asimismo, el padelsurf, que consiste en remar con una pala en pie desde una tabla de surf.

El buceo y el snorkel son infaltables para contemplar de cerca la rica naturaleza submarina y los arrecifes de coral, además de una gran variedad de peces. Sus claras aguas reflejan fácilmente la rica fauna sin necesidad de contar con mayores equipos.

Cultura y exclusividad

Conocer la cultura y los atractivos turísticos de esta encantadora isla toma más de una semana, pero con tres días podrás tener una idea bastante cercana del potencial de Mauricio. Aconsejamos empezar en Port Louis, la capital fundada por holandeses y dueña de una arquitectura contrastante: casas coloniales y modernos edificios son muy comunes en la pequeña metrópoli.

Un paseo marítimo por Caudan Waterfront, el jardín botánico Pamplemousses y los templos hindúes del Grand Bassin, uno de los lugares más espectaculares del sur de la isla, son visitas más que obligadas.

Además de sus playas, lo que nunca faltará en Mauricio es la más espectacular oferta hotelera. En la costa norte está el exclusivo Trou aux Biches Beachcomber Resort & Spa, cuya característica especial es el romanticismo y su concepto ecológico.

En la costa oeste destacan el Sofitel Mauritius l’Imperial Resort & Spa y el Sand Suites Resort & Spa. En tanto, hacia el este se encuentran The Residence Mauritius, hotel con reminiscencias del colonialismo, y el impresionante Lux Belle Mare.

Como podrás darte cuenta existen otros destinos más allá del caribe americano, lugares como Mauricio donde conjugan hermosas playas, cultura a borbotones, gente increíble y una experiencia que merece la pena vivirse.

 

 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *