Destinos

Huarmey: Seis playas que debes visitar para disfrutar el verano en familia

El litoral huarmeyano ofrece un rosario de playas vírgenes donde el mar turquesa y la arena blanca confabulan para crear una experiencia de tranquilidad sin límite.

Aquí se repiten los atardeceres prodigiosos de colores alucinantes. Sí, la ruta playera de Huarmey (Áncash) tiene todo para convertirse en un destino veraniego inolvidable.

Entre las playas destacan el balneario de Tuquillo, ubicado en el kilómetro 303 de la Panamericana Norte, Marín, Antivito, Maracaná, Tuquillo, La Pocita y Médanos (de Sur a Norte en ese orden).

Marín: fuertes vientos y aventura

Marín y sus grandes olas son ideales para los amantes del surf y el bodyboard. Aventura y adrenalina aseguradas.

Lugar propicio para contemplar la inmensa belleza del balneario y sus colores vibrantes desde un cerro adyacente. También podrá observar los pintorescos botes de los pescadores, quienes se encargan de abastecer con fresquísimos productos del mar a los restaurantes de Tuquillo.

MÁS RUMBOS: 

El reino de las tortugas gigantes y las playas exuberantes

 

Antivito: olas bravas para surfistas

Además de ofrecer un inolvidable espectáculo costero junto a la sinfonía de la brisa marina y el canto de sus olas, Antivito ostenta olas de gran tamaño y brisa sumamente fuerte. Playa ideal para los surfistas, especialmente los experimentados. Maracaná posee características similares. Ambas son playas hermosas.

Tuquillo: la playa siempre festiva

Esta es la playa más bulliciosa y alegre por la cantidad de visitantes que disfrutan de sus aguas. Además, es la única donde hallará deliciosa comida regional y artesanías a base de conchas marinas.

Elegida como la Mejor Playa Rural del Perú en el Concurso Nacional Eco Playas, conserva sus recursos naturales y saludable condición ambiental. Sin embargo, hay que alertar sobre el desorden que, lamentablemente, amenaza su belleza.

La Pocita: encantadora piscina marina

Los huarmeyanos de pura cepa aseguran haber aprendido a nadar en La Pocita, pues las formaciones rocosas constituyen una especie de pequeña y apacible piscina de aguas mansas, donde los más pequeños pueden regocijarse y chapotear sin temores.

Su ‘arena’ está formada por diminutos restos de conchas que, con el paso del tiempo, han adoptado la forma de una arena gruesa. Ideal para grupos familiares.

Los Médanos: apacible paisaje playero

La naturaleza ha hecho de los Médanos una playa perfecta para campamentos y el disfrute del paisaje marino. No se preocupe por el tema de la inseguridad, porque Huarmey hace honor a su apelativo de la “Ciudad de la Cordialidad”. Acampe con absoluta tranquilidad. Además, es una zona donde verá el arduo trabajo de los “marisqueros”.

Tamborero: caprichosas formaciones rocosas

Se encuentra entre los kilómetros 261 y 262 de la Panamericana Norte. Es una extensa playa de arena fina y aguas siempre serenas, ideal para nadar y acampar en grandes grupos y hasta familias, pues tiene zonas protegidas del viento. Además, hay cuevas en los alrededores donde podrá curiosear sin temor.

También posee una roca enigmática conocida por los lugareños como El Indio Sentado.

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *