Ambiente Destinos

Chachapoyas, rumbo al cañón de Sonche

Después de visitar la imponente ciudad fortificada de Kuélap y relajarte bajo el barullo de la catarata Gocta, debes enrumbar hacia otro destino maravilloso: el cañón de Sonche, la joya natural de Huancas en Amazonas.

La urbe amazónica de Chachapoyas arde al mediodía. Y no es por el calor que dejó la celebración del Raymi Llaqta o ‘fiesta del pueblo’ a inicios de junio, sino por el sabor de una selva que nos recibe cordialmente con un cielo limpio y hermosos paisajes que impresionan a simple vista fuera de la capital de Amazonas.

MÁS RUMBOS: Amazonas, una ‘gocta’ de paraíso

Pero antes de perderte en el laberinto de una ciudad enclavada por los antiguos Chachapoyas en la cima de una montaña cerca al cielo (Kuélap) o zambullirte con una dosis de aventura en los senderos que conectan hacia la tercera catarata más alta del mundo (Gocta), dirígete aquicito nomás a Huancas, a veinte minutos de la Fidelísima Ciudad de Chachapoyas.

Vistazo de águila de la Plaza de Armas de Chachapoyas. Foto: fotografías de un viajero

En ese viaje urbano que va ascendiendo a más de 2 mil 500 m.s.n.m. un camino zigzagueante que te conducirá por unas callejuelas rodeadas de casas de adobe hasta llegar a un puesto de control. Sí, el ingreso a un mirador que, dicen los lugareños, te quitará el aliento y no por la altura necesariamente, sino por su belleza natural que guarda sigilosamente detrás de este pueblo alfarero cuyo nombre quechua significa Piedra Sagrada.

Así que sigues tu ruta por un camino empedrado desde el cual vas oscilando un mirador en el horizonte. Caminas casi sin aliento. Directo a una planicie que, mágicamente, te ofrece un vistazo único. No hay nada que decir. El paisaje del cañón de Sonche lo dice todo.

Viajeros contemplando la profundidad del cañón de Sonche (Huancas). Foto: Gunther Félix

El cañón, que también es conocido por la zona como Huanca Urco, tiene una profundidad que roza los mil metros y cerca de once kilómetros de largo. Pero que no te sorprenda su pequeña grandeza respecto a otros como el Colca o el mismísimo Colorado. Estar allí frente al colosal Sonche es una misma sensación: el infaltable vértigo y la admiración del poder de la naturaleza al crear esta herida en la tierra.

Aprovechas las horas del día o las mínimas que te quedan para inmortalizar con tu cámara todo ese paisaje de bellas colinas y un cielo despejado. Y termina tu visita, aunque lo veas como un juego de niños, con un saludo al cañón. Quién sabe, tal vez en ese intercambio de palabras o monólogo improvisado, recibas la respuesta de la mismísima naturaleza… aunque suene como un simple eco apenas audible.

El mirador de Huancas nos permite apreciar mejor todo el horizonte de una paisaje amazónico. Foto: Gunther Félix.

El Dato:

El Área de Conservación Ambiental (ACA) Cañón de Huancas, creada el 20 de abril de 2015, se encuentra a espaldas de la comunidad campesina de Huancas, distrito de Huancas, provincia de Chachapoyas, Amazonas.

En Rumbo:

Puedes tomar colectivo de la Plaza de Armas de Chachapoyas. El costo es de 5 soles hasta el mirador de Huancas. Tiempo: 20 minutos. Costo de entrada al mirador: dos soles. Ojo, sólo hay colectivos en Huancas hasta  las 5 de la tarde.  

 

 

Acerca del autor

Gunther Félix

Periodista de esquina y del monte. Fotógrafo y peregrino urbano los fines de semana.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *