Destinos

Seis playas del Titicaca para descubrir en Puno

Playa de Charcas, una de las muchas playitas a orillas del Titicaca. Foto Pinterest

A más de 3 800 metros sobre el nivel del mar, insólitas playas se forman en las orillas del lago navegable más alto del mundo. Encendemos tu radar para que vayas en busca de otros rincones playeros.

Si creían que el encanto playero era solo un privilegio de la costa peruana, tienen que ver las playas que se forman a orillas de las penínsulas e islas en el lago Titicaca.

Parecidas a muchas de las playas oceánicas, y a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar, se les conoce como las “Playas de Altura del Altiplano”. Al menos seis, de todo el rosario de estas playitas lacustres, son las más recomendadas para recibir a visitantes, no solo en verano, también todo el año.

Todas las riberas tienen acceso vehicular y si alguien se anima a visitar alguna de ellas por esta temporada, el clima es acogedor, aunque hay lluvias, (rafagones) en verano. El sol es intenso durante todo el año y lo más importante, la mayoría tiene arenales que las hacen más atractivas aún.

MÁS RUMBOS: 

Islas del Titicaca: guía rápida para vivir experiencias de altura en Puno

Capachica, Ccotos y Chifrón

Vista Panorámica de la Península de Capachica

El distrito de Capachica, a poco más de una hora de Puno, es la localidad que cuenta con más playas en su circunscripción. Las más famosas son Capachica, Ccotos y Chifrón y son los atractivos turísticos más importantes de las orillas del Titicaca.

Playa de Chifrón en la Península de Capachica. Foto: Wiki

En las playas de Capachica y Chifrón cada año se organizan eventos para la elección de la “Señorita Playa”, certamen emprendidos por los municipios locales, con la finalidad de promover el turismo rural vivencial en esas localidades. Así que ya estando aquí no te detengas y prueba un chapuzón, súbete a una embarcación y despliega las velas. O, simplemente es momento de tumbarse bajo el sol en la altiplanicie y admirar.

Para llegar hasta Capachica hay que tomar los autos que salen del Jr Lampa, en Puno, cerca al mercado Bellavista.  Allí hay que ubicar el paradero Capachica.   El viaje dura unos 40 minutos, o menos, hasta la península.

Embarcación a vela en en las playas del Titicaca . Foto: W Rojas

Si en uno de esos ataques de emoción viajera decides quedarte a pasar unos días disfrutando de estas aguas, puedes refugiarte en la zona de camping de CCotos.  O puedes ir  a LLachón, una comunidad a pocos minutos de las playas y que es famosa porque sus miembros son excelentes hospederos. Con ellos podrás compartir, el almuerzo, un poco de sus costumbres y, quien sabe, si les caes bien, te piden que los acompañes a pescar. Por supuesto, puedes quedarte a pasar la noche en algunos de los alojamientos rurales que maneja la comunidad.

Menos conocidas y asiduas por los visitantes son las playas de Llachon, Escallani, Ccolpa, Taman y Chillora. Pero vale la pena darse una caminata por ellas igualmente.

Charcas y Juli

En la zona sur del altiplano, existen otras playas como Charcas, ubicada a 6 kilómetros del distrito de Ácora, provincia de Puno, famosa por sus arenas y rocas que le dan un paisaje increible, que uno se confunde y no nota la diferencia de los mas de 3 mil metros de altura. Pero no solo las orillas de su coquetísima playita atrae por aquí. También lo hace el Castillo de Chucuito, un lugar de ensueño, un claustro , un retiro en medio del lago navegable más alto del mundo. Y desde el que se observa el amplio y encantador panorama azulino que se pierde en el horizonte.  Aquí podrás practicar kayaking, rapel y lo más importante: aprenderás a desconectar un poquito.

Más al sur, en la provincia de Chucuito, las aguas del Titicaca forman la playa de Juli, ubicada muy cerca de la ciudad.  Es quizá la más visitada por los habitantes de la zona. Su aspecto natural tiene muchas similitudes con algunas de las playas del mar, por sus arenales. Pero más allá de las playas, Juli invita a que luego del merecido chapuzón, recorras sus iglesias y no precisamente para orar. Sino para apreciar las hermosas expresiones de arte mestizo e importantes pinturas de la época, repartidas en sus 4 iglesias que datan de los siglos XVI al XVIII.

Playa de Juli. Foto: Victor G

Chatuma

En el distrito de Pomata, provincia de Chucuito se ubica la playa de Chatuma, una de las más concurridas, principalmente por los turistas extranjeros.  Un lugar  casi mágico y que flanquea la playa con una enorme pared de  rocas que la cubren y se deslizan por una planicie extensa.

Dentro de la comunidad campesina de Chatuma, en ruta al distrito de Yunguyo. La playa tiene una extensa orilla de arena en el Lago Titicaca de aproximadamente un kilómetro. Su playa es ideal para todo tipo de caprichos actividades al aire libre, concursos, paseos por sus espectaculares paisajes. En sus aguas  transparentes es posible practicar deportes de aventura tales como kayak, motonáutica, competencia de botes a vela y remo entre otras.

Playa Chatuma.

Y si esto no fuera poco, los peñones que se alzan como acantilados al pie del lago, tienen  varias cuevas profundas que alcanzan hasta veinticinco metros. Aquí reinan los deportes de aventura como el montañismo, rapel y otros. Infaltables son aquí los fines de semana de “Voleyplaya”.

Pero como el Titicaca parece oceánico, siempre hay más.  Una pequeña vuelta por la localidad y podrás hacer una parada en la Iglesia Santiago Apóstol, un templo de estilo mestizo de gran valor arquitectónico. Allí encontrarás catacumbas o cementerios que sirvieron como nichos para guardar los restos de sacerdotes y arzobispos del Altiplano. Y quién sabe, puede que te encuentres en el camino con alguno de esos pasadizos subterráneos, de los que se cuenta, podrían llegar hasta Machu Picchu.

Para llegar a la playa se debe tomar un vehículo del terminal interprovincial de Puno con destino a la localidad de Pomata, el viaje demora dos horas. Al llegar, otro auto nos tiene que acercar  hasta Chatuma, en media hora.  A disfrutar del lago.

 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *