Hoteles

La Casa Campesina, una excusa para volver siempre al Cusco

Las bien amobladas habitaciones del Hotel Casa Campesina regalan a los visitantes una estadía de ensueño y encuentros con el mundo andino. Foto: Revista Rumbos

En el corazón de la Ciudad Imperial, Casa Campesina se alza como una alternativa distinta a otros hoteles cusqueños. El refugio perfecto donde las puertas están abiertas para campesinos, turistas o viajeros. 

Si los testarudos viajeros miraran el pasado de Cusco, se darían cuenta que hay un ambiente religioso y sagrado que todavía perdura en la actualidad. Y respaldarían con mayor razón al novel de literatura Mario Vargas Llosa que, a través de un artículo, dijo aquello de que en la Ciudad Imperial el “pasado forma parte esencial del presente y a menudo lo reemplaza con la irresistible presencia de la historia”. Algo que pasa a menudo en las grandes ciudades de Roma, El Cairo o Jerusalén.

MÁS RUMBOS: Centro Bartolomé de las Casas: turismo rural y orgullo campesino

Pero aquellos visitantes nunca lo sabrían porque están segados por descubrir la sobrevalorada maravilla del mundo como es Machu Picchu, mientras dejan atrás el resto de la historia que también se teje en las paredes de piedra, en los techos de tejas, en los templos color ocre y hasta en el rostro del gentío que vive en Cusco.  

Dicen también que la región es tan grandiosa y única del Perú pues se jacta de hablar el quechua “más clásico y puro del país, así como un español cuidadosamente pronunciado”. Es asi que dentro del corazón de la ciudad existe un lugar  que podrán gozar aquellos afortunados que elijan pasar el resto de sus días o algunas noches dentro sus instalaciones, donde además de recibir el amanecer por la ventana, sostendrán encuentros, reuniones y hasta conferencias del mundo andino.

Ese lugarcito inusual, dispuesto a recibir y reunir a los sibaritas, viajeros o campesinos es la Casa Campesina, una de las hijas más consentidas de la selección de CBC Hoteles, que a su vez, es compañía de la ONG Centro Bartolomé de las Casas.

Un refugio de la ruralidad

Eva Becker es una gran anfitriona. Hace poco acaba de asumir la gerencia de la empresa social de CBC. Es decir, encabeza tres hoteles y una agencia de viaje enfocada al turismo rural comunitario. Nos explica que la propuesta de crear una alternativa diferente partió en 1985, en respuesta a las necesidades de los campesinos quienes llegaban a la Ciudad Imperial por razones laborales o de salud, incluso para realizar gestiones en diferentes oficinas públicas.  

La noche en Casa Campesina para los cusqueños cuesta cinco soles, la más barata en la ciudad. Foto: Revista Rumbos

Fue así que a mitad de la década de los 80, al mismo tiempo que la ONG cusqueña dejaba de percibir recursos de la Cooperación Europea, se fundó un albergue que proveería desde entonces, estadías confortables y accesibles al bolsillo de los recién llegados.

Con el tiempo, el hotel comenzó a alojar a turistas nacionales y extranjeros que buscaban distintas experiencias en un destino tan turístico como era el Cusco. También, aumentó sus habitaciones para seguir cobijando a campesinos que dejaban las frías noches en las bancas de la Plaza de Armas por un refugio más acogedor.

— Algunos cusqueños llegan a la ciudad en busca de un cómodo lugar donde quedarse y luego continúan con sus cosas. La mayoría viene al Cusco para realizar un papeleo burocrático sobre su comunidad como conflictos de terreno o titulación– dice la administradora de los hospedajes de Centro Bartolomé de las Casas y de una agencia de viajes.

Eso sí, recalca, todo el dinero recaudado es destinado proporcionalmente a refinanciar los proyectos sociales que se ejecutan en las comunidades campesinas que trabajan directamente con la ONG.

Uno de los servicios que ofrece el albergue a sus huéspedes es la asesoría legal gratuita que ha orientado a más de mil comuneros. Foto: Gunther Félix

De otro lado, los huéspedes tienen acceso a participar en talleres, charlas o recibir asesoría legal gratuita que el albergue ofrece. “Alrededor de 400 comunidades campesinas fueron reconocidas y tituladas gracias a la asesorías legales que brindamos en las oficinas de Casa Campesina”, revela orgullosa Marlene una de las abogadas del CBC.  En hora buena, porque la mayoría de los conflictos que tienen que lidiar los comuneros son por territorios o por legalizar una comunidad.

Una vez, narra la profesional, apoyaron en la titulación de una comunidad cusqueña que venía luchando desde hace años para obtener dicho reconocimiento. Cuando lo lograron, fue tanta la emoción que una de sus habitantes bautizó a su hijo recién nacido con el nombre de Titulación. Curiosidades de la vida. Curiosidades que solamente podrás escucharlas, vivirlas o apreciarlas desde este recóndito y acogedor hotel. Un hotel para todas las sangres

En Rumbo

Viaje de Lima a Cusco con LatamTiempo: cuarenta minutos. Una vez en la Ciudad Imperial, planifique su tour con la agencia de viajes CBC Tupay, situado en la avenida Tullumayo 274 del Centro Histórico del Cusco.

Contactos: +51 084-227656

Hotel: reserve sus estadías en la Ciudad Imperial con hoteles CBC. Reservas al hotel Casa Campesina, llamando al teléfono: 084-233466.

Recorre el Cusco con Rumbos Viajes 

Acerca del autor

Gunther Félix

Periodista de esquina y del monte. Fotógrafo y peregrino urbano los fines de semana.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *