Personajes

La oferta turística se canibaliza

Muchos piensan que llegaste con un gran capital al Perú, pero pocos conocen que llegaste con la mochila a la espalda y un millón de buenas intenciones ¿Cómo fue ese primer encuentro con nuestro país?

Llegué procedente de Colombia y Ecuador e ingresé al Perú por Huaquillas-Aguas Verdes, en 1993, cuando todavía no había combis y te desplazabas en esos enormes carros norteamericanos que la gente llamaba lanchas. Recorrí la costa norte, Cajamarca y finalmente llegué a Chachapoyas.

Comunidad nativa de Mushuk Lamas y el cultivo de café orgánico se abren espacio en el abanico tursítco de la región. Foto: Tierra Verde 

¿Cuándo y por qué decides quedarte en el país?

La idea inicial era bajar hasta Iquitos, Manaus y desde ahí ir por carretera hasta Venezuela, donde tenía un buen amigo y pensaba establecerme por un tiempo. Pero la hoja de ruta era muy flexible. En Chachapoyas me surgió la posibilidad de trabajar en un proyecto de orquídeas y entonces decidí quedarme. Pero tras unos meses se complicó el tema y al poco me ofrecieron colaborar en la actualización de la guía de Lonely Planet del Perú. Fue una experiencia muy interesante que me permitió conocer bien el país y recorrer lugares que de otra forma dudo que hubiese conocido jamás.

Y de ahí vino la experiencia con la Agencia Española de Cooperación Internacional, luego tus inversiones. Y a eso quería llegar, ¿Por qué la mayoría de emprendimientos en el sector es de gente de afuera?

No hay un único motivo. Pero, por ejemplo, mis hijos van al colegio en Tarapoto y jamás hacen una salida educativa a la selva. Estoy seguro que si llevas a un estudiante de Ica o Moquegua a los bosques del Cerro Escalera, junto a uno de Tarapoto, no notarías mucha diferencia entre el local y el que viene del desierto en cuanto a conocimiento del medio. Tarapoto vive muy de espaldas a la selva, y eso que la tiene a quince minutos.

Claro, los resultados se ven con el tiempo. En ese sentido, como empresario con operaciones exitosas en la zona ¿qué opinas del reciente retiro de la inversión que dos cadenas hoteleras harían en Tarapoto? Ellos aducen falta de agua y una pobre electricidad….

Es una situación muy grave y parece que no tiene visos de solución. En el Gocta Lodge de Chachapoyas Electro Oriente nos ha “obsequiado” 18 cortes de luz solamente en noviembre. Y como comprenderás no hay economía que aguante eso. No solamente el turismo. Con 18 cortes de luz en un mes no puede funcionar ni una fábrica ni un centro comercial.

Me fui a Osinergmin a explicar el caso y me indicaron que puedo poner un reclamo ¡cuando el corte supere las cuatro horas! Es decir, que si tengo 18 cortes de suministro que van de los quince minutos a las tres horas no puedo hacer nada. Tenemos unas empresas en situación de monopolio u oligopolio con una normativa que les permite hacer lo que les da la gana. Las sanciones por esos cortes de luz son irrisorias.

Chazuta el pueblo chocolatero en San Martín. Foto: Karla Moreno

¿Qué debe y puede hacerse para hacer más atractivo el corredor turístico amazónico nororiental?

A Tarapoto le hace falta renovar y diversificar su oferta turística. En el centro de Tarapoto hay ochenta agencias de viajes y todas, con honrosas y contadas excepciones, ofrecen lo mismo: Ahuashiyacu, Lamas y la Laguna Azul de Sauce. Unos lugares que se han masificado o desvirtuado mucho. Desde el Pumarinri Lodge, por ejemplo, estamos ofreciendo un producto que considero mucho más original. Son tours por río en los cañones del Huallaga, caminatas por la selva, salidas a Chazuta para ver la selva del chocolate.

Creo también que el hecho de que el Alto Mayo no haya acabado de despegar a nivel turístico, a pesar de tener una marca bien posicionada, dificulta la conexión del circuito turístico entre Chachapoyas y Tarapoto. En este sentido, la reapertura del aeropuerto de Rioja, de forma similar a lo que se acaba de hacer en Jaén, ayudaría mucho.

Finalmente en Amazonas hacen falta tres cosas: conectividad, conectividad y conectividad. PromPerú está haciendo un buen trabajo de promoción y la apertura del aeropuerto de Jaén ayuda mucho, pero Jaén no es la solución definitiva ni a largo plazo para el turismo en Amazonas. Por otro lado, una vez en Amazonas, las carreteras para acceder a la mayor parte de los sitios turísticos están en pésimo estado. Lo de Kuélap es una vergüenza, lo que debería ser el buque bandera arqueológico del norte del Perú tiene un acceso para llorar. Y lo mismo en Karajía, Revash. La inacción del Ministerio de Transportes es el principal obstáculo al progreso del turismo en la zona, tanto por lo aéreo como por lo terrestre.

Y el otro enemigo es la empresa extractora y depredadora ¿Cuál es tu opinión sobre la deforestación producto de la siembra de palma aceitera y la ganadería? ¿Cómo enfrentarlos?

Palma aceitera y ganadería son dos casos muy distintos. Pero lo que no tiene sentido en absoluto es que, teniendo tanto terreno deforestado donde se ha practicado agricultura de roce y quema por cierto tiempo, se estén dando concesiones de selva virgen a grandes grupos económicos.

Perfil del Turista

Observadores de aves de Australia y Nueva Zelanda llegan hasta Amazonas para realizar tours de birdwatching. Foto: Revista Rumbos.

¿Cuál es el perfil de los huéspedes que llega a Tarapoto y Amazonas?

El porcentaje de turismo extranjero es notoriamente más elevado en Amazonas que en Tarapoto. A partir de ahí, tenemos desde muchas familias de Lima que llegan al Pumarinri para conocer la selva hasta observadores de aves de Australia y Nueva Zelanda en los tours de birdwatching que organizamos anualmente. Un abanico muy amplio. En Tarapoto también está creciendo bastante el turismo espiritual y místico.

Por otro lado, en Tucán Suites solemos tener clientes corporativos durante la semana y visitantes por turismo el fin de semana.

¿Y de qué manera contribuyen tus empresas a la defensa de la biodiversidad?

Quizás el proyecto del que estamos más orgullosos es el que en Pumarinri hemos co-desarrollado con la comunidad nativa de Mushuk Lamas. Ahora ellos gestionan el espacio de la selva y cataratas de Pucayaquillo y cultivan café orgánico. Son la garantía de que las selvas de esas montañas se van a conservar siempre. Y eso es un orgullo y una satisfacción.

El dato:

Perú Tres Nortes opera tres hoteles: Pumarinri Amazon Lodge (a orillas del Huallaga y a 30 minutos de Tarapoto), Tucán Suites (en pleno corazón de la ciudad) y Gocta Lodge (en Chachapoyas)

Acerca del autor

Mariela Goyenechea

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *