Rumbos al Día

Miraflores y el puerto de la discordia

Proyección del Puerto de Miraflores Fuente: APN

Hace poco se anunció que la bahía de Miraflores tendrá un puerto exclusivo para cruceros que podría ver la luz en el año del bicentenario de nuestra independencia. Esta noticia ha sorprendido a las autoridades de la localidad donde se construirá el terminal y ha levantado las voces de los grupos ambientalistas, pero también ha puesto nuevamente en evidencia la falta de infraestructura para las actividades turísticas que se quieren desarrollar en el país.

La costa limeña no parece ser tan pacífica por estos días, luego del anuncio, con bombos y platillos, de la construcción de un terminal portuario en el distrito de Miraflores. Anuncio que ha causado muchas interrogantes y que lejos de ser un proyecto aplaudido ha generado división de opiniones.

MÁS RUMBOS: Cusco, aventura pero sin riesgo

Y es que la iniciativa privada sobre la construcción de muelles para el arribo de embarcaciones turísticas estaría ya proyectada para el 2021, año de nuestro bicentenario,  y en una fase inicial. El proyecto, si todo marcha viento en popa, se cristalizaría a la altura de bajada del Ex cuartel San Martín, en el límite entre los distritos de Miraflores y San Isidro.

Durante la presentación del proyecto, Edgard Patiño, presidente de la Autoridad Portuaria Nacional, ha dicho que se invertiría US$ 43.8 millones en un terminal portuario para cruceros que ayude a duplicar el número de turistas que llegarán al Perú.

Surcando en altamar

Perú quiere incrementar su participación en el segmento turístico de viajes de crucero, pero no tiene un puerto exclusivo para esta actividad. Foto: Andina

Perú es el sexto país de Sudamérica donde arriban los grandes cruceros turísticos y se ubica por detrás de Argentina, Uruguay, Brasil, Chile y Colombia. La falta de infraestructura y servicios especiales para este tipo de naves impide el desarrollo de tan importante industria, que mueve anualmente más de 25 millones de pasajeros en todo el mundo. Muy por el contrario, la infraestructura portuaria en Perú, está determinada, en primer término, para el flujo exportador y estos mismos terminales se usan para fines turísiticos.

Enrique Quiñones, presidente de la asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno, señala que de toda Latinoamérica somos el país que menos cruceros recibe: “El número de cruceristas no pasa de los 38 mil al año. Nuestra posición no es muy privilegiada y, generalmente, somos parte del circuito de la región”, puntualizó.

Según la información que brinda  la Autoridad Portuaria Nacional en su portal web, los principales puertos de llegada para los cruceros en nuestro país son: Callao , Salaverry , Pisco, Matarani y Paita. Cabe señalar que estas naves suelen arribar a más de un puerto por viaje. También señala un dato importante: 72 líneas navieras arribaron al Perú entre el 2010 y 2016 y sólo en el 2017  llegaron al Perú 58,334 pasajeros a bordo de 82 naves cruceros de tráfico internacional.

Arribo de Cruceros en Sudamérica . Fuente APN

Cada crucero que arriba al país, promueve las excursiones y la salidas a rutas turísticas locales.  Más de la mitad de los pasajeros suele hacer diversas actividades turísticas y comerciales, contratan city tours que incluyen experiencias gastronómicas y compran joyerías y artesanías; mientras que otros optan por viajar y conocer atractivos del interior del país: Lima, Cusco, Paracas, Nasca y Trujillo son los destinos preferidos de los cruceristas.

Es así que este segmento turístico de los viajes de crucero ha entrado en el radar del sector y quiere procurarse un nicho que permita elevar las cifras turísticas de cara al bicentenario, sin embargo no cuenta con infraestructura específica. Cada crucerista que arriba a Lima debe usar el puerto del Callao para esos alargues excursionistas. Un puerto como el Callao no sólo funciona como punto de desembarque sino como abastecimiento de combustible y agua, además de alimentos, con todos los rigores de calidad de estos servicios. Por lo tanto, la atención de cruceros no son la prioridad y contribuye a que esta actividad se torne más compleja, incómoda e insegura.

¿Cuál sería entonces un lugar que reúna las facilidades y comodidades para los excursionistas a fin de realizar actividades de  transporte y entretenimiento, además de turísticas? Para la empresa Terminal de Cruceros Bahía de Miraflores S.A.C, la bahía de Miraflores es el lugar ideal.

El proyecto Terminal de Cruceros Bahía de Miraflores contempla ser un Home Port, un tipo de puerto dónde se inician y terminan los itinerarios del crucero. Este complejo contará con un puente de acceso, 2 muelles, facilidades de embarque y estacionamiento de buses.

Proyecto Terminal Cruceros de Bahía Miraflores.

Hay quienes opinan que el puerto en miraflores impulsará la llegada de turistas: “Si tuviéramos una infraestructura portuaria acondicionada para turistas, podríamos duplicar el arribo de cruceros; con un ‘home port’, la demanda de jóvenes trabajadores sería muy importante”, afirmó  Carlos Canales Anchorena, presidente electo de la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), en su cuenta facebook.

Entonces para poder incrementar el arribo de cruceros, el tema pasa por sacar la llegada de estos del Callao. Los operadores de los terminales portuarios no tienen como prioridad a los cruceros, puesto que los barcos de carga les rinden mucho más económicamente. Pero, porqué Miraflores,  y no Pisco que tiene ya una demanda importante de turismo y una pequeña infraestructura – que podría crecer- vinculada al turismo de lujo: Quizá sea en parte al centralismo, que ata el paso de todo turista que pisa el Perú a Lima.

Pisco es una alternativa demasiado lejos para las excursiones en Lima y a otros puntos del país, demasiado lejos de los tours a la capital, a los embarques de pasajeros y a las transferencias al aeropuerto para las llegadas y salidas internacionales.

A pesar de que la instalación del puerto, en una localidad bien ubicada y tan visitada por extranjeros en la capital como lo es Miraflores debería poner contentos a todos, la noticia ha generado polémica.

La costa tomada

“El área de la Costa Verde es un área marina que está muy impactada, afirma Yuri Hooker, biólogo marino y parte del equipo de realizadores del documental Pacificum,  aparte de toda la basura y desmonte que se arrojan en ella todos los días, los espigones y todas las veces que se ha cambiado la línea de playa, toda la ecología del lugar se ha trastocado considerablemente. Este proyecto cambiará el panorama aún más. Un muelle de grandes dimensiones puede acabar alterando las corrientes y afectar las olas”.

“No solo se trata de las olas, dice Javier Swayne, – gloria del surf peruano, y un activista comprometido con la defensa del mar peruano-, cada vez que los surfistas nos quejamos de este tipo atentados en las playas piensan que solo es en defensa del deporte que practicamos. La construcción mal planeada de espigones en las playas ocasiona la alteración de los ciclos naturales de las mismas, lleva a que las playas se desarenen y se erosionen. Para que los cruceros de gran calaje puedan estar en una zona calma  tendrían que poner un espigón desde la punta del Regatas hasta pasar un poco más allá de la bajada San Martín. Colocar un muelle de al menos 200 metros provocaría que el lado izquierdo de la bahía pueda erosionarse y sin hacer un estudio integral de la circulación costera en la bahía puede pasar lo que ha sucedido con la playa La Herradura o con el puerto de Salaverry”.

Más allá de las olas, otro de los cuestionamientos es que de tratarse de una iniciativa privada, la probabilidad de que este sector de la Costa Verde sea cerrada para los bañistas es una interrogante válida. José Larco Pedraza, gerente de  Terminal de Cruceros Bahía de Miraflores S.A.C, defendió la viabilidad del proyecto y refirió que el expediente técnico está siendo revisado por los especialistas de la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra.

En noviembre del año pasado el proyecto del puerto de Miraflores  obtuvo la viabilidad técnica por parte de la Autoridad Portuaria Nacional (APN), entidad adscrita al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y fue comunicado a la Autoridad de la Costa Verde:  “La Autoridad del Proyecto de la Costa Verde nos ha indicado que el terminal no procede, pero la decisión la tiene la Autoridad Portuaria Nacional y la Marina, según la norma”, indicó.

En el 2014 un estudio realizado por el ministerio de turismo mostró que el 2.5% de los turistas que llegaron ese año, aproximadamente 45 mil turistas, venían por el surf y prácticamente por explorar las olas en nuestros paraísos playeros. En el proyecto del puerto para cruceros en miraflores se gastarán cientos de millones, la pregunta es ¿ acaso con unos pocos de estos millones no podríamos cuidar las playas, promocionarlas y obtener beneficios directos en lugares donde la gente local puede subsistir.?

El alcalde de Miraflores, Jorge Muñoz Wells, y la Autoridad del Proyecto Costa Verde (APCV) manifestaron su rechazo por la construcción de un puerto para cruceros en dicho distrito, anunciada por el presidente de la Autoridad Portuaria Nacional (APN), Edgar Patiño. El burgomaestre afirmó que no se ha presentado un documento oficial solicitando su construcción y que, incluso así, la propuesta no procedería por atentar contra el medio ambiente y los ciudadanos de toda Lima.

El proyecto del Puerto de Miraflores ha recibido el interés de los operadores y el rechazo de algunas voces interesadas en la conservación de la bahía. En una ciudad que crece frente al mar pero que le da la espalda y con autoridades que otorgan ¿que es lo que queremos?  

Etiquetas

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *