Rutas Cortas

Experiencias para redescubrir Lunahuaná

Lunahuaná un refugio de campo cercano a Lima y es el escenario perfecto para abrazar la vida de campo . Foto: Promperú

Respiramos en el corazón de la costa sureña y lo hacemos desde un rincón conocido por todos: Lunahuaná. Un destino que se reinventa y un punto de encuentro para aventureros y los que van en busca de un poco de paz mientras disfrutan de los regalos de este valle.

Lunahuaná, es el destino ideal cerca de Lima, a sólo tres horas y media, y se convierte  en el  favorito de los viajeros que buscan full aventura o desean escapar del día a día, sin embargo este valle sureño tiene otros motivos para ser visitado. Rumbos y Y Tú Qué Planes, te mostrará otras experiencias que  podrás vivir  en  familia, con  amigos o en pareja.

MÁS RUMBOS: Calango: el valle de las piedras, el camarón y las manzanas delicias

Para disfrutar de todos los encantos de esta localidad hay que salir de Lima muy temprano, y enrumbar por la Panamericana Sur, si quieres disfrutar de un reparador desayuno, debes realizar una parada  en el camino para disfrutar con los amigos del Buen Horno, ubicados a la altura del kilómetro 92.5 muy cerca del balneario de Asia.

Desayunos en plena Panamericana para comenzar el viaje . Foto: Facebook El Buen Horno

Aquí los pancitos calientes hechos artesanalmente, el chicharrón como la especialidad de la casa, acompañados de un café cargado lleno de buen aroma, es un imperdible. Pero si usted desea probar algo diferente, tiene cuatro tipos de desayunos a elección.  Para los Rumberos el que recomendamos a  ojo cerrado es el  “desayuno viajero”: Jugo de naranja y  pan con chicharrón ¡buenísimo!

Retomamos el camino, y pasamos Cerro Azul y a la altura del kilometro 131 tomar el desvío en San Vicente de Cañete, para luego serpentear el valle hasta a Lunahuaná.

Refugios del campo 

San Jerónimo River Lodge un remanso en el curdo del río Cañete. Foto: Facebook San Jerónimo River Lodge.

Este  cálido valle  ofrece un sinfín de alojamientos y a elección de todo gusto para disfrutar su estadía, como el Hotel Lunahuana River Resort, San Jeronimo River Lodge, Hotel Guizado Portillo,  entre otros, cada uno con su propio encanto y particular propuesta. Lo  ideal es tener contacto con la naturaleza y  calor de hogar.

Disfrute sin prisa 

Visitar las tradicionales bodegas con su gran variedad de piscos y vinos artesanales es una obligación.  Recomendamos cuatro viñedos que no debes dejar  de ir.  “Hijos del Sol”, “Bodega los Reyes”, “Vitivinicola Buena Vista “en Pacarán y los viñedos del Hotel Hacienda Guizado. Todos ofrecen cata de sus diferentes productos y macerados, y  cada uno tiene una historia especial.

La experiencia vivencial y dulcera llega en la apícola “Mis Girasoles  en Catapalla, donde el visitante no sólo conocerá el proceso de producción,  sino formará parte del trabajo que realizan los pobladores en la elaboración de la miel orgánica. Asimismo, la importancia de la crianza de abejas para obtener productos cien por ciento naturales y beneficiosos para la salud.

Para completar Lunahuaná, infaltable los deportes de aventura.  Atrévete a realizar canotaje, sigue las instrucciones del guía y prepárate para  mojarte y pasarla bien.  La cuota de adrenalina la pone el zipline, volar sobre el río Cañete es una experiencia inigualable.  Finalmente la práctica del rapel, deporte que necesita destreza y  muchas ganas de divertirse.

¿Qué comer?

Llega la hora de almuerzo y qué mejor lugar para disfrutar que el Refugio de Santiago,  experiencia culinaria  en  un rinconcito de Lunahuaná , cuyos  platos dejará  a más de uno con la boca abierta y con deseos de volver pronto.

En el Refugio de Santiago podrás realizar y disfrutar de turismo gastronómico con una propuesta de Cocina de identidad, con hierbas frescas del huerto orgánico y productos de la región como camarones frescos, truchas silvestres y salmonadas, hortalizas nativas, cuyes y frutales exóticos que harán un deleite tu paladar.

Comida y sabores de valle en el Refugio de Santiago. Foto: Karla Acuña

Su lema “Paladar exige – frescura manda” es la propuesta que tiene a la vez un plus cultural, de conocer y saborear nuevos frutos, hierbas y plantas medicinales. ¡Una delicia!

Definitivamente Lunahuaná, tiene todo para convertirse en una destino altamente recomendable en sólo dos días.  Disfruta de su comida, vive la aventura y sobre todo llévate a casa una experiencia inolvidable.

En rumbo:

El Buen horno: Desayunos entre S/. 12 y S/. 24 soles.

Llevar:  Buenas zapatillas, ropa ligera, repelente y bloqueador. No olvide llevar un buen gorro y lentes de sol

Bodegas Vinos y Pisco: Horarios de atención  de Lunes a Domingo a partir de las 10 am hasta las 8 PM.

Refugio de Santiago: Rodeado de un jardín orgánico, con más de 300 especies de plantas, 90 especies de árboles frutales.

Cómo llegar: Vive la experiencia a través de Rumbos Viajes: rumbosviajes@rumbosdelperu.com /   Teléfono: 296-9474