Rutas Cortas

Cinco alternativas para un fin de semana patrio en Cieneguilla

Se viene un breve feriado patrio. Oportunidad para recorrer una clásica ruta corta de campo en Cieneguilla.   

Ya sabemos que sí. qué la temporada patria es la más esperada pues nos anima a sacar los ahorritos y emprender el viaje de medio año. Estamos seguros que hay muchas razones para aprovechar el fin de semana de manera expres y con campo abierto de por medio.

MÁS RUMBOS: Lomas de Lachay: senderos y naturaleza costera para disfrutar del invierno

Hay varias alternativas para una fuga rápida hacia Cieneguilla pero aquí te damos algunas. 

Destino familiar

Relajo a lo campestre en el Sauce Alto. Foto: Sauce Alto

En este país lo que menos falta son las ganas de salir adelante, levantarte cuando te caes, franquear las piedras que se interponen en el camino… Somos luchadores y luchadoras por genética y eso también hay que celebrarlo, en familia: hacer una pausa divertida y un balance de las metas alcanzadas juntos durante el año, con el esfuerzo de unos y la paciencia y comprensión de otros… En este sentido la familia lo es todo: la meta, el medio y el logro. Esa familia se merece un descanso por todo lo conseguido en Cieneguilla y qué mejor que reposar y desconectarse de todo lo demás en los refugios campestres de esta localidad. El Sauce Alto, es uno de aquellos en los que podrás y te sentirás feliz y despreocupado.

Aires de libertad

Travesía y aventura en Cieneguilla.

¿Te asfixia el concreto, la muchedumbre, el tráfico, el dióxido de carbono…? Coge la avenida de la Molina hacia el este y no te detengas hasta sentir un cambio drástico. Cuando lo sientas, estarás en algún punto de Cieneguilla. Mira a tu alrededor, ya llegaste a tu destino… y si quieres más contraste, sigue hasta el km 37.5 de la Carretera a Huarochirí y descubrirás Santa Rosa de Chontay, límite con Antioquía y auténtica burbuja del tiempo. Te proponemos algo:  sigue las huellas del Chasqui a lo largo del Camino Inca… No podrás creer que esto sigue siendo Lima, y más que nunca te sentirás libre.

Por lo que hemos venido:  la comida

Pachamanca, el platillo bandera en Cieneguilla. Foto: Municipalidad de Cieneguilla

Es curioso pero el dramaturgo irlandés del siglo XX George Bernard Shaw parece haber sido peruano en otra vida, pues escribió que “No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida”. Y no hay otra forma de verlo; seamos honestos, la gastronomía peruana es nuestra mejor del mundo y de hecho nuestra comida es el primer asunto de conversación que sostiene un peruano con otro peruano cuando vive lejos de su país. Y como bien lo saben, en Cieneguilla la gastronomía es la anfitriona y es sumamente generosa,  así que este 28 de julio hazte una vuelta este “mini Perú culinario”, y celebra el orgullo peruano.

Fúlbito de entretenimiento

Esta localidad tiene muchísimas canchas para el fulbito familiar. Foto: Municipalidad de Cieneguilla

¿Cómo no celebrar nuestro regreso al grupo selecto de los mejores del planeta?, llevábamos 36 años esperando este momento… Eso se merece un buen partido en familia o entre amigos para recordarse los grandes momentos que nos hizo pasar la Blanquirroja, y lo podemos hacer en uno de los innumerables restaurantes campestres del distrito… luego nos reunimos todos en la piscina, bajo el sol de primavera.

Turismo cultural

Zona arqueológica monumental Huaycán de Cieneguilla. Foto: Municipalidad de Cieneguilla

Cuántos aprovechan estas Fiestas Patrias para visitar otro país, y paradójicamente cuantos de nosotros tenemos a un familiar muriéndose de ganas de celebrarlas en su tierra natal… Perú es el país de todos los contrastes, amamos lo nuestro y al mismo tiempo deberíamos conocerlo mejor… Nuestra sugerencia para este 28 de julio: visitar y recorrer la Zona Arqueológica monumental Huaycán de Cieneguilla.

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *