Destinos

Los Órganos: ¡Ballenas a la Vista!

Foto: Ralph Lee Hopkins / National Geographic

De junio a noviembre es la temporada ideal para ver a las ballenas jorobadas en el norte del Perú. Pero es agosto el mes propicio. Una experiencia única que puede aprovechar solo por estas fechas y que Rumbos te permite conocer.

¿Cuántas veces en la vida tenemos la oportunidad de tener una cita con un ser superior? Las ballenas jorobadas pueden pesar 400 veces más que un ser humano promedio, seis veces más que un elefante y un par de toneladas más que el Titanic.

MÁS RUMBOS: Todo manglar: Tumbes natural

Hipnóticamente surcan  el mar  del Pacífico. Su majestuosidad es tanta que puede trasladarse por todos los mares del mundo, pero durante siglos varias comunidades costeras se han dedicado a su caza. Un motivo más para realizar el avistamiento de ballenas: conocer de cerca a esos gigantes que tienen el tamaño de un ser mitológico y la existencia pendiendo de un hilo que tenemos que preservar.

Foto: Difusión

Listos en el muelle de Los Órganos a la espera de los demás tripulantes, escribiremos una nueva historia: conoceremos de cerca la sensación de los libros de literatura, biología o crónicas que retratan estas experiencias. El escritor de Moby Dick diría que es un encuentro con un ser que tiene el tamaño de una isla y la fuerza de un diluvio. En idioma religioso: David contra Goliat.

Pero el biólogo a bordo que se encarga del guiado, desmentirá los mitos de la literatura y se encargará de despejar todas nuestras dudas. Y es que, según algunos expertos, las ballenas son “uno de los animales más tímidos e inofensivos, dispuesto a escapar de cualquier cosa que tenga una apariencia inusual”.

Lo más amenazante que hacen se asemeja más a un espectáculo circense: saldrán del agua con gran habilidad acrobática para luego golpear el agua. Los machos emitirán un canto complejo, el cual dura de diez a veinte minutos y se repite consecutivamente. Tan complejo que los antiguos marineros lo confundían con el canto de la sirena, cuyo mito empezó por los sonidos de la ballena macho que solo buscaba aparearse.

Foto: Archivo Rumbos

Durante las tres horas y media que dura el recorrido, el biólogo a cargo nos dará una clase magistral sobre las ballenas jorobadas y esperaremos con sigilo hasta que alguna salga. La gran duda que surge entre los tripulantes es que si en realidad aparecerá alguna ballena a saludarnos, porque la naturaleza es así: indescifrable, mística… pero ante todo hermosa.

Sin ser eso suficiente, el tour incluye la visita a la plataforma petrolera de Los Órganos, avistamiento de lobos marinos y aves migratorias de la zona, y la visita a la caleta del Ñuro donde nadaremos con sociables tortugas verdes, para así completar este banquete que nos mantendrá unidos a la naturaleza. Terminaremos con la sensación de haber vivido un poco más. Lo suficiente para regresar a la vida cotidiana renovados, pero con la promesa de volver.

El Ñuro es un lugar adecuado para los principiantes de buceo, porque se puede bajar hasta unos 7 u 8 metros de profundidad. Foto: turismoi.org

El dato

Planifique esta experiencia única en Rumbos Viajes , que incluye traslado, ticket de avión de Lima a Tumbes y viceversa, el tour de las ballenas jorobadas, dos noches de alojamiento en hotel seleccionado, visita a la caleta El Ñuro, entre otros.

Acerca del autor

Marquiño Neyra

Periodista, chiflero y grunger.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *