Hoteles

La posada del viajero, un hotel dónde iniciar la aventura cusqueña

Un mítico hospedaje en el corazón de la ciudad cusqueña da la bienvenida para recorrer la entrañas de esta urbe andina. Solo queda disfrutarlo.  

Cusco abre las puertas al visitante colmada de mágicos alrededores que invitan a recorrerlos sin perder el tiempo. Pero antes de aventurarse a esta generosa ciudad, se requiere ubicar un lugar para el descanso seguro y donde uno pueda sentirse que no está de paso sino realmente cobijado, como en su propio hogar.

MÁS RUMBOS: Hotel Pakaritampu: un refugio soñado en el ‘Ombligo del mundo’ | FOTOS

Al entrar a la Posada del Viajero eso es lo que inmediatamente se percibe cuando uno se acoge a las cómodas  instalaciones de este hotel que, muy convenientemente ubicado, se encuentra a una cuadra y media de la Plaza de Armas del Cusco, próximo al centro histórico y a la zona comercial y financiera de la ciudad.

La Posada del Viajero lo tiene todo para descansar cómodo, tranquilo y feliz, sus …. habitaciones son amplias y están apropiadamente acondicionadas, algunas hasta con seis camas, para recibir todo tipo de grupos, pequeños y grandes y familiares. Todas cuentan con baño propio, el agua caliente es abundante las 24 horas, el servicio de Wi-Fi de alta velocidad, televisión por cable, los cubrecamas son de plumas y cada habitación cuenta con caja fuerte, además que las ventanas miran hacia los patios interiores que brindan sosiego.

Aquí es un placer despertar en las mañanas y comenzar el día con un desayuno andino y tradicional buffet: frutas y jugos, café e infusiones, variedad de panes, cereales, yogurt de la casa, mermeladas, huevos revueltos, queso y embutidos. Todo lo necesario para estar vigoroso y salir a la aventura.

Este recinto refleja la arquitectura típica y tradicional cusqueña: amplios solares para el relax, el patio interior invita a la tertulia prolongada, amena y relajada. No en vano uno de los huéspedes más ilustres, Hiram Binghan, gustaba hospedarse en este refugio que engríe a sus visitantes desde 1789. Le leyenda cuenta que desde aquí el aventurero norteamericano, salió a su encuentro con Machu Picchu.

Sin duda este es lugar para vivir de cerca lo que sucede en el ‘Ombligo del Mundo’ y donde se puede  prolongar las visitas o dirigirse a más destinos de la localidad. Un lugar para sentirse en casa.

En rumbo:

Dónde: Santa Catalina Ancha 366 interior Cusco – Perú

Reservas: 51-84-261643 / RPC 956 333791 / RPM #951 427793

Email: info@laposadadelviajeroperu.com

Web:  www.laposadadelviajeroperu.com

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *