Rumbos al Día

Cusco: continúan abusos contra los porteadores del Camino Inca

Abusos contra porteadores de Caminos Inca continúan . Foto: Motion Pictures

A pesar que existe la Ley del Porteador, varios de estos trabajadores cusqueños son obligados a cargar el doble del peso permitido. 

Mochilear por la red de Caminos Inca rumbo a la ciudadela de Machu Picchu, puede ser una experiencia fascinante como también agotadora si es que no se toma en cuenta los servicios de los porteadores para que ayuden en cargar las pertinencias y los implementos de la expedición, permitiendo que los viajeros disfruten de la ruta.

MÁS RUMBOS: Costa Norte: conozca la situación de los destinos turísticos

Y es que si no fuera por estos ‘hombres de acero’, las largas caminatas que parten de Chilca (un pueblo cusqueño de Ollantaytambo) serían tediosas y hasta casi intransitables para los aventureros que escogen ir por su cuenta. Los porteadores, cual ‘sherpas’ del Everest en Nepal, contribuyen a que esos viajes de una semana se reduzcan en tan solo algunos días.

Sin embargo, pese a que el apoyo de estos cusqueños sean imprescindibles para los turistas de a pie, su remuneración no es ostentosa y los abusos que reciben por parte de algunas agencias de turismo, persisten aprovechándose de la falta de trabajo en los rincones de esta región.

En el último mes, Isaías Huamán, el dirigente de los porteadores que cubren la ruta de herradura del Camino Inca hacia Machu Picchu, denunció los excesos de algunas agencias que fuerzan a los porteadores como cargar más de los 20 kilos permitidos por ley.

El dirigente explicó al diario La República que pese a los años de promulgada de la Ley del Porteador, sus colegas siguen siendo obligados a llevar en sus espaldas hasta 40 kilos de equipaje (el doble). Así como la falta de indumentaria necesaria para realizar esta labor y tiendas de campaña para que pernocten durante el recorrido.

“Realmente es un abuso contra los más de siete mil porteadores que estamos inscritos. El pago de nuestras remuneraciones es también bajo, apenas llegamos a los 100 soles, por una jornada de cuatro días”, lamentó Huamán.

Abusos de nunca acabar

Pero, reiteramos, no es la primera vez que se escuchan estas quejas de los porteadores. En agosto del año pasado, la Dirección Regional de Trabajo y Promoción del Empleo, reveló que durante una inspección realizada a 10 agencias de turismo, estas incumplían con la Ley del Porteador.

En ese mismo operativo multisectorial, también se evidenciaba la falta de una alimentación adecuada y condiciones para dormir. Al concluir el seguimiento, se concluyó que estas empresas iban a ser sancionadas con una multa en base a la infracción que cometieron y el número de porteadores afectados.

Asimismo, en noviembre de 2015, un exdirigente de porteadores del Camino Inca (Fredy Nuñez) denunciaba que pese a los reclamos y denuncias de las condiciones laborales de los hombres de carga, su situación no mejoró por parte de dichas agencias de turismo.

Apoyemos al porteador

Los mejores amigos de la ruta son sin duda los porteadores. Por eso, tomemos en cuenta las siguientes recomendaciones que nos  permitirán colaborar con ellos y velar por su trabajo:

Evite hacer el Camino Inca por un precio muy barato. ¿Por qué? Algunas agencias que cobran precios muy bajos, pagan poco a sus empleados y, por tanto, los porteadores no son bien remunerados pese al esfuerzo físico.

Esté atento, el peso que lleva el porteador debe ser controlado por los guardaparques del Santuario Histórico de Machu Picchu.

No exceda de cinco kilos en su bolsa de equipaje. Recuerde que los porteadores deben llevar como máximo 20 kilos, el peso permitido por la Ley del Portador.

Pregunte a la agencia y cerciórese que su empresa esté cumpliendo con sus porteadores como dice el reglamento.

Puede solicitar un porteador personal, de esa forma  estaría dando un trabajo extra.

Sea amigo del porteador, al conversar con su acompañante  tendrá la opción de conocer sobre su cultura y costumbres que cualquier guía local desconoce.

Si va a darle una propina a los porteadores, es mejor que se la dé directamente a ellos sin intermediarios. Ojo: no es una obligación, pero se recomienda que al final de la expedición cada portero se lleve alrededor de 50 soles.

 

Acerca del autor

Gunther Félix

Periodista de esquina y del monte. Reportero gráfico y peregrino por vocación.

2 Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *