Destinos

Perú en un auto: las mejores rutas para viajar a todo motor

El Perú es una aventura para disfrutar en cuatro ruedas . Foto: Difusión

Dicen que conducir es la única manera de ver en toda su dimensión a un país. Terrenos arenosos, montañosos y húmedos .  Tú eliges el rumbo. ¿Preparado? 

Por Luis Pérez

El Perú se conoce caminando: trekking. Es una gran opción. De la costa a la cordillera. De los andes a la amazonía. En fin. Una variedad caminos trazados. Pero no muchos comparten la idea del senderismo. Prefieren otras alternativas. Viajar en bicicleta o, tal vez, en camioneta. Dilema ¿Cuál prefiere?, ¿la última?; entonces, encienda el motor y pise el acelerador.

Paradisíaca y solitaria playita en el Litoral Ancashina. Una joyita de Casma. Foto: Rumbos

MÁS RUMBOS: Tarapoto: una guía para disfrutar del paraíso en la tierra

¡Deténgase! ¿Revisión técnica?, ¿botiquín de primeros auxilios, GPS y llanta de repuesto?, ¿todo conforme? Perfecto. Un momento. Es sugerible salir en grupo: entre dos o tres vehículos. En el caso suceda algún incidente, habrá otras movilidades de auxilio. ¿Todo conforme? Ahora sí, llene el tanque de mucho combustible que los kilómetros por recorrer serán larguísimos.

Cotahuasi, uno de los cuatro cañones más profundos del mundo. Paisajes de belleza en Arequipa. Foto: IPerú

Adiós Ciudad de los Reyes. Cambio de escenario y de paisaje. Arenas del litoral de Barranca. Y en esa ruta andariega conocerá un rosario de increíbles playas que se entremezclan con sonido del vaivén de las olas y el paisaje hasta Casma (Chimbote, Ancash). Las Delicias, Bermejo, Tomboreros, Huarmey y Tortugas. Más de 380 kilómetros recorridos.

Oxapampa, tierra de colonos y de calidez en la Selva Central. Foto: Rumbos

Cambio de rumbo. Bienvenido al sur. Paracas (Pisco, Ica) es el destino que abre un amplio circuito de balnearios aptos para  tránsito de furgonetas, como Carhuas, Barlovento, San Fernando, La Herradura y Lomas, un lugar nazqueño donde hay mucho por descubrir por ser una antigua caleta de pescadores.

Desiertos y costa impresionante en la Reserva de San Fernando en la costa de Marcona, Ica ; Foto: Difusión

Fin de los escenarios costeros. Montañas. Primera parada: Caravelí (Arequipa). El recorrido sigue por un camino zigzagueante. Abismo. Es lo que va apareciendo ante los ojos de los exploradores, mientras se encuentra consuelo en vestigios arqueológicos, flora y fauna altoandina. Cotahuasi, el cuarto cañón más profundo del mundo, es el objetivo. Luego, desvío hasta la misma Ciudad Blanca.

Puerto Inca, una belleza oculta en Huánuco. Foto: Difusión

¿Más aventura? Naturaleza amazónica en San Ramón (Chanchamayo). Vía asfaltada hasta Oxapampa (Pasco). Enrumbar por una trocha y llegar a Pozuzo, el valle habitado por descendientes de colonos alemanes y austríacos. Más biodiversidad. Penetración del límite regional. Codo del Pozuzo (Puerto Inca, Huánuco). Cruzar el río con ayuda de las balsas. Giro. Oxapampa otra vez. Circuito concluido.

En rumbo

Precaución: Infórmese sobre las condiciones climáticas que encontrará en su destino.

Alimentación: Prevéase para el camino, aunque en los puntos de paradas podrá encontrar provisiones.

Viajes: Prográmese y guísese en www.perut.org.

Arma tus viajes con Rumbos Viajes 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *