Rumbos al Día

Advierten que una tormenta magnética se acerca a la Tierra

Foto: Infobae

En las siguientes horas la Tierra estaría recibiendo una tormenta magnética que afectaría los componentes electrónicos de los satélites que orbitan en nuestra atmósfera.

La furia del Sol se acerca a la Tierra y, al parecer, no hay nadie quien pueda detenerla. Se trata de varias tormentas magnéticas que están por llegar a nuestro planeta en las próximas horas por lo que pueden causar algunos efectos físicos en las personas como dolores de cabeza, irritabilidad y agotamiento, entre otros males.

MÁS RUMBOS: Ccamahuara, el pueblo que cosecha agua para combatir el cambio climático

Según informó el Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol, adscrito al Instituto Físico Lébedev de la Academia de Ciencias de Rusia, la peligrosa llamarada estaría llegando a más tardar, durante las horas de la madrugada en nuestro país, por lo que se recomendó tomar las precauciones necesarias y no alarmarse ante cualquier anomalía física.

Además de los efectos en los humanos, la tormenta magnética también podría causar algunos desperfectos en aparatos tecnológicos, especialmente en los satélites que la Tierra dispone en su espacio. Los científicos aseguraron que este fenómeno que está por llegar será de un nivel 2 o 3 en una escala donde el máximo es 5.

Ciclo de tormentas

No obstante, aquel presagio no es reciente, pues viene de una cadenas de fenómenos que se ha ido desencadenando en la última semana.
El 6 de setiembre de este año, las conexiones de GPS de la Tierra fueron ralentizadas por una potente llamarada solar que, de acuerdo con la agencia espacial de Estados Unidos (NASA), fue la más intensa desde hace un decenio.

Así es, el Sol ‘explotó’ en la última semana pero no de la misma manera como sucedió en la película ficticia Presagio, protagonizada por Nicolas Cage, sino que tuvo dos potentes erupciones, siendo la segunda la de mayor intensidad.

Llamaradas de la última semana alteraron las conexiones de GPS en todo el planeta. Foto: Digitea

Según informo el Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol, adscrito al Instituto Físico Lébedev de la Academia de Ciencias de Rusia, el fenómeno natural que no pudo ser percibido por un observador común, consiste en una “fulguración solar de fuerza única” que alcanzó una intensidad de X9.3.

Aquellas fulguraciones se produjeron a partir de ráfagas violentas de radiación solar, las cuales incrementan de un momento a otro en una región de la atmósfera de la estrella. Si bien aquella radiación no fue capaz de destruir nuestra atmósfera terrestre y afectar a los habitantes de la Tierra, sí alcanzó lo suficiente como para afectar la capa atmosférica que vincula las señales de comunicación. Ese fue el caso de las emisiones radiales y las señales satelitales de GPS.

Como producto de ese rugido solar, los sistemas GPS de todo el planeta sufrieron innumerables interferencias durante el mediodía del miércoles, los cuales se prolongaron por más de una hora, mencionó el portal Ner Scientist.

Por su lado, los científicos rusos aseguran que todo lo acontecido es fruto de los cambios que se han producido en la corona solar en los últimos tres días. También explicaron que es imposible predecir con seguridad las futuras llamaradas solares.

¿Qué es una tormenta magnética?

Como se sabe, el Sol cuenta con ciclos de actividad. El de nuestro Atro Rey dura alrededor de once años. Durante ese periodo, llega un momento en que sus tormentas se hacen intensas y, de pronto, su actividad se reduce hasta casi desaparecer, para luego continuar con su ciclo. 

Acerca del autor

Gunther Félix

Periodista de esquina y del monte. Fotógrafo y peregrino urbano los fines de semana.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *