Rumbos al Día

Mal clima afecta el turismo

. La inclemencia del clima ha puesto en riesgo distintos atractivos turísticos del pais. Foto Andina.

El fenómeno El Niño Costero ha traído consigo lluvias y huaycos que han afectado a varias regiones del país, dejando cientos de damnificados. La inclemencia del clima ha golpeado principalmente la zona norte del país, poniendo en riesgo distintos atractivos turísticos. Las autoridades se mantienen alertas ante las amenazas que el fenómeno representa para los atractivos pertenecientes a La ruta Moche, playas y puertos norteños.

Las lluvias no cesan en buena parte del país. Foto Andina

MÁS RUMBOS:  Gotas de ayuda


Las constantes lluvias han afectado áreas arqueológicas como Tumbas Reales, la Huaca del Oro, Túcume y el Bosque de Sicán, deteriorando su estructura. Así también, las precipitaciones han colapsado las vías de acceso a los recintos arqueológicos.

El panorama es similar en Huaytará, en el departamento de Huancavelica, uno de los centros turísticos más importantes de la región, donde los constantes deslizamientos sumados a las lluvias ponen en riesgo de desborde a la laguna Mutanga y a la comunidad de Huacchalla.

En Lima, las ciudades de Caral y Canta son las principales afectadas por el fenómeno climático. El complejo arquitectónico de Caral, la ciudad más antigua de América, se encuentra en riesgo debido a las constantes lluvias y al desborde del rio Supe; mientras que en Canta, popular destino religioso y hogar de los Petroglifos de Checta, un huayco arrasó las viviendas de la población y ha puesto en alerta a las autoridades regionales por la proximidad del desastre a los atractivos de la zona.

La pregunta ante estos desastres es clara: ¿Qué podemos hacer? La respuesta es viajar. Seamos agentes de cambio y activemos la economía en las zonas afectadas, consigamos que los damnificados sepan que no están solos, que estamos con ellos y demostremos que estando unidos somos una sola fuerza.

 

 

Acerca del autor

Wendy Rojas

Fotógrafa y viajera.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *