Cultura

Hiromi Kanashiro: lo orgánico y natural está de moda

“Soles y Flores” es la nueva colección artesanal y orgánica que encaja con la estación y que llega de la mano de Kanashiro y el sello que le imprime a las prendas de Organic Atelier

Impulsando la tendencia orgánica y artesanal de una técnica ancestral como es el teñido con anilinas naturales, la diseñadora de modas Hiromi Kanashiro, lanza su 5ta. Colección en sus 10 años de trayectoria, pero la 1ra. Colección de esencia natural y artesanal.

MÁS RUMBOS: La textelería prehispánica de Chari | FOTOS

“Soles y Flores” ha sido creada luego de una larga investigación y estudio de las técnicas para el teñido de textiles, como es el Shibori, Kata- Zome, el Bosen, Itajime – zome en Okinawa y Perú que usa el teñido tradicional, hervido de la tela y el cepillado de fibras animales con tintes en polvo antes de hilar.  Extrayendo parte de la cultura y detalles sobre este arte vivo tan llamativo y delicado.

El encanto que tienen las flores sobre la diseñadora, hizo de esta temática un tema de inspiración pero además también lo fue el retorno a las raíces. La infinita variedad de flores de todo tipo,   las  tierras fecundas y de climas óptimos; de suelos desérticos y de clima tropical y suelos volcánicos,  Kanashiro tomó e investigó un poco más a fondo  al Perú y la isla de Okinawa, naciones que poseen flores muy tinturadas y a la vez delicadas, facilitando la transferencia del color hacia el tejido de algodón tan solo por medio del calor del vapor.

 

Colores orgánicos 

La transferencia de color de “Orgánica Atelier” de la Diseñadora Hiromi Kanashiro, se trabaja con flores frescas que van directamente sobre el  tejido. Es allí que se empieza  que a través del vapor se logra extraer toda la esencia del colorante y la resina natural de los pétalos de las flores.

Siguiendo los pasos del teñido artesanal, se encontró un sentido de la moda y esta le hizo un lugar a la tradición al descubrir nuevas técnicas, las cuales enriquecen la moda actual.

El teñido orgánico se encuentra en un gran momento y no solo porque sea tendencia sino porque nuestra materia prima, como son las flores y las telas de algodón, crecen sin contacto con pesticidas.  Pero en palabras de Kanashiro las innovaciones son solo un eterno retorno: “Me siento muy agradecida con la tierra, y esta es una manera única de expresar mi arte mediante lo natural de devolver, además de seguir materializando una experiencia profesional y de vida”

 

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *