Destinos

El mundo gótico de las cavernas de Quiocta

Quiocta es una cueva, que se encuentra por debajo de una montaña que forma parte de la Cordillera de los Andes. Foto: Promperú.

Ingresar a las cavernas de Quiocta es curiosear en el paisaje subterráneo que alguna vez fue el cementerio de la nobleza del pueblo Chachapoyas.

Iván Reyna  / Revista Rumbos

Las cavernas de Quiocta fueron descubiertas a inicios de siglo por campesinos que recolectaban orquídeas. Esta cueva, que se encuentra por debajo de una montaña que forma parte de la Cordillera de los Andes, se caracteriza por la excesiva humedad del suelo. Y, cómo no, es una belleza por donde se le mire.

MÁS RUMBOS: Viaje al reino de los Chachapoyas

Quiocta se estira en 545 metros al interior de la tierra. Se trata de una obra caprichosa de la madre naturaleza en la que se han detectado siete salas con estalactitas y estalagmitas. A estas se les ha dado diferentes nombres relacionados a sus curiosas formas, lo cual le da una apariencia gótica y surrealista. Pero si uno las toca se da cuenta que son realidad.

A las cavernas se ingresa por una gruta de apenas 5 metros de diámetro. A pesar de la penumbra, en el interior se visualizan las figuras del cementerio, el faraón y la momia, el inca, el ángel mirando el nacimiento, el lanzón, el cacique mirando a las princesa, el lavatorio y la fuente de los deseos. Y bueno, cada quien puede descubrir sus propias imágenes. Es cuestión de imaginación.
Talladas por la naturaleza, caprichosas son las formas que se encuentran al interior de Quiocta. Foto: PromPerú

En este mundo subterráneo existen también entierros preincas. Los guías tienen la costumbre de realizar rituales con abundantes hojas de coca y de rezarle a los espíritus de aquellos que encontraron en Quiocta su última morada. Se cree que eran los nobles de la cultura chachapoyas.

Pero Quiocta no es la única caverna de Luya. Y es que en esta provincia de la región Amazonas se han inventariado 22 cuevas, las cuales cobijaron a los antiguos pobladores de estas tierras. Entre estos destinos sombríos resaltan Vaquín, Lenchanda y Huacangral.

Las cavernas de Amazonas son un atractivo irresistible para los espeleólogos y turistas que buscan conocer más de la vida subterránea. Un espectáculo tangible con una belleza gótica más que demoledora.

En rumbo: 

La ruta: Las cavernas de Quiocta están a 10 km al noroeste de Lámud (a una hora y media de Chachapoyas). En este punto se inicia un recorrido de 30 minutos por una vía afirmada. La travesía continúa a pie por 10 minutos.

Lo indispensable: Botas de jebe y linterna. También puedes alquilarlas en el local de la Asociación de Turismo Pucatambo de Lámud.

El tour: Déjese llevar por los guías de la Asociación de Turismo Pucatambo de Lámud.

Arma tus viajes con Rumbos Viajes 

Reserva esta experiencia en:  rumbosviajes@rumbosdelperu.com

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *