Destinos

Por qué tienes que escaparte a la Reserva Nacional de Junín en este invierno

La Reserva Nacional de Junín abarca 53 mil hectáreas y está ubicada a 4125 m.s.n.m. Foto: Sernanp

Mientras más te alejas de la ciudad, más feliz eres. No tenemos que repetir este enunciado para convencerte pero si aún te queda alguna duda, aquí te dejamos este destino de postal. Te presentamos un gran viaje hacia la belleza.

Un recorrido por uno de los lagos más extensos del país, rodeado de parajes llenos de vida, y con el sonido de las aves como soneto de fondo, será el antídoto perfecto para acompañar esta temporada. Ubicado en los andes centrales del Perú, entre Junín y Pasco, la Reserva Nacional de Junín es un destino curtido de una gran variedad de flora y fauna, costumbres milenarias, deportes como trekking y birdwatching, además de paisajes arquitectónicos magistrales.

MÁS RUMBOS: Más de 126 mil turistas visitaron la región Junín

Durante nuestro recorrido, podremos apreciar al menos 149 especies de aves, entre ellas 28 especies migratorias y 5 especies endémicas. En el lago Junín, también conocido como Chinchaycocha, y sus territorios circundantes, han sido utilizados por siglos para desarrollar sus actividades agropecuarias, obtención de carne, huevos, peces, energía y actividades económicas.

Hoy en día encontramos peces como chalhuas y bagres, y hasta a la rana gigante y el zambullidor de Junín, especies endémicas y en peligro de extinción. El zambullidor, ave símbolo de la región, es una de las especies con mayor peligro de desaparecer, debido a los impactos medioambientales que hubo en el lago a causa de la mala gestión de la mineras y la empresas hidroenergéticas. Pero todo eso va quedando atrás.

El zambullidor de Junín. Foto: Sernanp

Apreciando aves

Otra de las actividades que podemos disfrutar en la reserva es el avistamiento de aves. Recordemos que este espacio fue utilizado por los pajareros peruanos durante las últimas ediciones del Global Big Day. En el 2015, se lograron observar más de 70 especies de aves, y anualmente llegan alrededor de 300 birdwatchers entre abril y noviembre, de los cuales el 80% son extranjeros.

Además, esta Área Natural Protegida alista un parque temático para el 2018 y a puertas de haber cumplido 43 años como establecimiento de la Reserva Nacional de Junín, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) anunció el inicio del proyecto de recuperación de humedales altoandinos que se realizará en el lago Junín (Chinchaycocha o de los Reyes) en Perú y la laguna de Pozuelos en Argentina.

Foto: Sernanp

Bosque de Piedras

Escena cinematográfica. Ubicado en el Santuario Nacional de Huayllay, el Bosque de Piedras es una composición rocosa en la que los procesos erosivos, ocasionados por el viento, el agua y el desplazamiento de los glaciares ha reunido más de 4.000 formaciones rocosas, fauna, pinturas rupestres y restos arqueológicos.

En Huayllaytambién podemos completar nuestra experiencia viajera, al encontrar esculpidas entre estas rocas a perfiles humanos, como el caminante o pensador, y animales como la tortuga, la alpaca, el cóndor, el elefante, la cebra, los pingüinos , el perro, el caracol, y muchas otras que la imaginación y la buena disposición alcancen a ver.

Foto: Andina

Corriendo tras las vicuñas

Costumbre ancestral que nos une a nuestras primeras costumbres prehispánicas. Nos referimos al chacchu, ofrenda a la pachamama donde se realiza el matrimonio de vicuñas, que engloba la esquila de éstas y la competencia de Chasquis.

El chacchu consiste en cercar amplias zonas de la pampa con cientos de personas que luego arrean a las vicuñas y escogen uno a uno los ejemplares a esquilar y obtener su valiosa fibra.

La actividad se realiza usualmente en setiembre en el sector Suracnioc, en las montañas de la comunidad campesina San Juan de Ondores, zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Junín. Desde la ciudad de Junín, se debe hacer un viaje de 20 kilómetros que se realiza en menos de 20 minutos.

Esto se encuentra dentro de todas las posibilidades que puede brindar este destino turístico de los Andes Centrales del Perú, integrándose a la Reserva Nacional de Junín, al Santuario Histórico de Chacamarca, al Santuario Nacional de Huayllay y sus recursos turísticos.

Foto: Andina

En Rumbo

Transportarse a través de la carretera Central, tomando el desvío a Tarma en la Oroya y luego el desvío a Junín. Se llega a la localidad de Junín en aproximadamente 5 horas desde Lima.

Recomendaciones

Usar bloqueador, lentes con protección UV y gorras para protección solar. Usar zapatillas para caminatas.

Acerca del autor

Marquiño Neyra

Periodista, chiflero y grunger.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *