Destinos

Verano en Talara, el paraíso de los surferos

Comenzamos el año con cuatro propuestas playeras en Talara, Piura, una de las zonas costeras más atractivas del país, donde hay más de una razón para pasarla bien.

Por Rolly Valdivia

Verano: sol, playa, arena, brisa, mar y olas. Verano: bikinis, campamentos, raspadillas, cervezas y ceviches. Verano: tabla, bodyboard, kitesurf y motonáutica. Verano, tres veces verano, tantas veces verano: crepúsculos, castillos de arena, cabalgatas, jornadas de pesca, fulbito y hasta “fullvaso”, no, eso no, o ¿tal vez sí?, total, hace calor y hay sed y tres como que quedan cortas, son insuficientes. Mejor que sean cuatro.

MÁS RUMBOS: La Isla, Tesoro playero de Barranca

Lo que usted diga, lo que usted mande. Aquí van cuatro para el y por el verano. Bien refrescantes, claro está, como ordena la tradición y la costumbre. Solo así se puede enfrentar con éxito a las altas temperaturas y relajarse como es debido con esas agüitas que ya lo están esperando en el norte, en la región Piura, en la provincia de Talara y en los distritos de Lobitos, El Alto, Los Órganos y Máncora.

Y escribimos con lujo de detalle la ubicación política de los destinos que recomendaremos, para que no quepa ninguna duda de que estamos refiriéndonos única y exclusivamente a las agüitas oceánicas, marítimas, playeras, y de ninguna manera a otras agüitas, que dicho sea de paso también refrescan, aunque de ellas no escribiremos en esta nota que iba a ser un trío de verano, pero que por una extraña razón terminará siendo un póker.

Solo dos pares aunque se diga que no hay quinto malo. Cuatro escenarios en los que el Pacífico es el principal atractivo, pero que a pesar de ello se muestran distintos. Lobitos es viento, buenas olas, pasado petrolero, casonas maltrechas de pino oregón; Cabo Blanco es tranquilidad de caleta pesquera, reto para los tablistas que llegan a su panic point, añoranza literaria por la visita de Ernest Hemingway.

Cabo Blanco, leyenda de la costa del Pacìfico peruano. Foto: Promperù

Más al norte, Los Órganos es paraíso costero en la caleta El Ñuro (donde se ven tortugas marinas), confort turístico en Vichayito, moderada inquietud en Punta Veleros, la playa más cercana al núcleo urbano. Y ya vamos tres y solo falta Máncora, el famoso y célebre balneario que es enjambre festivo en el pueblo, sosiego familiar en Las Pocitas y aventura exploratoria en el bosque seco de la quebrada Fernández.

El verano empieza y recorreremos la costa para motivarlo a vivir experiencias distintas en estos meses calurosos.

En rumbo:

Cómo llegar: De Lima hay vuelos directos hacia Talara y Piura (80 minutos aproximadamente). Por tierra el viaje demora 15 horas. Desde Talara por colectivo a Lobitos (distancia: 18 kilómetros). A Cabo Blanco se llega por un desvío en el kilómetro 1.137 de la Panamericana Norte. Los Órganos y Máncora están a 70 y 83 kilómetros de Talara respectivamente.

Hospedaje: En todas las zonas mencionadas encontrará alojamientos. Máncora es la zona con mayor infraestructura.

Gastronomía: Aproveche su estancia para degustar una gran variedad de potajes a base de pescados y mariscos.

Precaución: Antes de viajar infórmese sobre las condiciones climáticas.

Acerca del autor

Redacción Rumbos

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *