Cultura Gastronomía

Brindis patrio: Chirulín un antiguo y oculto cóctel afroperuano

El Chirulín es una antigua bebida exótica hecha por afroperuanos. Foto: Peruvian Drinks

Tiene más de 400 años de existencia, su nombre es “Chirulín” y casi nadie lo conoce.  Esta bebida exótica se suma a nuestra amplia carta de tragos para celebrar durante las Fiestas Patrias y sentirnos orgullosos de nuestros orígenes.

Es un cóctel a base de pisco que ha permanecido oculto en el tiempo y ha sido transmitido de generación en generación entre los lugareños del pueblo de El Ingenio, a 40 km de Nasca. Difiere del pisco sour o chilcano al ser creado por afroperuanos, cuyas manos esclavas se dedicaban al sembrío de parras y cosechas de uvas traídas por los españoles.

MÁS RUMBOS: Pisco peruano no va a Chile pero campeona en Francia

De ello quedan como testigos los restos arqueológicos de las iglesias Jesuitas de San Francisco Javier y San José, en Nasca, como parte de un proceso que nació hace más de 400 años y que llevaron a que en el Perú se produjera el mejor destilado del mundo: el pisco.

En Ingenio cada brindis es con Chirulín Video: Costumbres

José Quintanilla Calderón fue el chef/bartender peruano que en el 2011 saca a la luz este trago en una de sus visitas a las zonas productoras de pisco, donde aprovechaba para ver a su familia. Quintanilla es un especialista en el pisco  con más de 30 años de experiencia en Europa. Preparó un coctel a Mario Vargas Llosa tras recibir el Nobel de Literatura, pionero de la cocina nikkei en Escandinavia y ahora nos trae la historia de un trago desconocido hasta hoy.

Él descubre el “chirulín”, un coctel a base de pisco, jugo de pomelo (también puede ser toronja), jarabe de goma aromatizado con canela y hielo, el cual puede presentarse ya sea en vaso de vidrio o cerámica.

Los pobladores del pueblo de El Ingenio, revela Quintanilla, suelen disfrutarlo en jarra a modo de una sangría española con toronja picada. Su exótico sabor hizo que le tomara cierta importancia. Y es que la combinación de la toronja con el pisco, le daba un matiz que nunca antes había probado. Para un bartender experto en piscos, esto era una revelación.

No hay información escrita sobre el “chirulín”. En Internet existen algunos homónimos: ave pequeña típica de Venezuela y algunos países de Centro América, y hasta una canción de cumbia mexicana que llevaba por título “El Chirulín”.

Esta búsqueda que inició en el 2011 tuvo resultados positivos en el 2012, cuando Quintanilla revisó una revista cultural de Bélgica con un artículo acerca de un viaje al Perú por los miembros de la asociación Identité Amérique Indienne donde escriben: “Esta familia originaria del Congo, de raíces mandingas, nos reciben con los brazos abiertos, con su arte y una pequeña demostración de danza. El Chirulín, (Pisco + agua + jugo de pomelo)  es una bebida que pasa de mano en mano y las sonrisas tímidas se relajan en el calor de la noche calurosa.”

Esto motiva a que José Quintanilla Calderón creara en el 2013 el grupo pisquero en Escandinavia, “Destilando con Landó”, con base en la ciudad de Gotemburgo y con la finalidad de promocionar el pisco en toda la región de Escandinavia (Suecia, Dinamarca, Finlandia y Noruega).

Tras el apogeo de bartenders y la oferta de diversos tragos nacionales, Quintanilla revela que “no todo puede ser pisco sour, chilcano, pisco punch, capitán o algarrobina”, por lo que deberíamos explorar más esta exótica bebida nacional olvidada en el tiempo.

Acerca del autor

Marquiño Neyra

Periodista, chiflero y grunger.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *