Gastronomía

Somos chicharrón, seámoslo siempre

Chicharrón de campeonato a la arequipeña. Foto: La Benita de Characato

Aprovechando las vísperas por el Día Nacional del Chicharrón de Cerdo, te traemos cinco pasos sencillos para que este crujiente platillo al mejor estilo peruano.

El rey de la mesa, sobre todas las cosas y perogrullos, es el chicharrón de cerdo peruano y este tercer sábado de junio celebrará su día en todo el país. Para festejarlo puedes optar por visitar  numerosos establecimientos limeños que tienen en su carta a las costillas de cerdo, chancho al palo, cerdo a la parrilla, salchicha huachana o el lechón horneado.

MÁS RUMBOS: ¡Nuestra cocina tiene causa!

De otro lado, si prefieres prepararlo de manera artesanal y consumirlo en casa, entonces puedes darte el lujo de seguir estos sencillos cinco pasos para preparar chicharrones al mejor estilo peruano. ¡Para chuparse los dedos!

Primero, entre sus ingredientes principales destaca unos 800 gramos de carne de cerdo, dos ajos molidos, aceite de oliva, sal y pimienta. Una vez que tengas los insumos esenciales, prepárate para continuar con los pasos de preparación.

Espectacular plato de la cocina peruana, ideal para este fin de semana. Foto: Difusión

Como se sabe, en nuestro país se llama chicharrón a cualquier fritura de origen animal que es frito hasta quedar crocante. El más popular entre todos los chicharrones es el de cerdo. En primer lugar, debemos cortar la carde de chancho en dados pequeños. Luego, se debe colocar el cerdo en una olla y cubrir los pedazos de cerdo con agua, agregando los ajos molidos, sal y pimienta al gusto.

Acto seguido se procede a calentar la olla a fuego lento, dejando que el agua se consuma de manera lenta. Cuando el agua se consuma en su totalidad, retira la olla del fuego y continúa sacando los trozos de carne.

Después, caliente el aceite de oliva en un sartén y siga la preparación cocinando los trozos de carne hasta que estén crocantes. Al terminar este paso, el chicharrón ya estará ya listo para servir y acompañarlo con unas suculentas papas fritas o una riquísima carapulcra.

Sí, lo sabemos. La boca se ‘hace agua’ mientras se piensa en el lechón y su crocante pellejito, así que no desaproveches el Día Nacional del Chicharrón de Cerdo y varia tu carta personal o familiar con un contundente chicharroncito. Para chuparse los dedos. Buen provecho.

Acerca del autor

Gunther Félix

Periodista de esquina y del monte. Fotógrafo y peregrino urbano los fines de semana.

Añadir comentario

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *